Escucha esta nota aquí

La Empresa Portuaria Arica (EPA) expresó su preocupación ante la negativa de la Administración de Servicios Portuarios Bolivia (ASP-B), a autorizar el despacho de un contenedor cuyo importador realizó el pago anticipado y en forma directa de este servicio al concesionario Terminal Puerto Arica S.A. (TPA S.A.).

El gerente general de la EPA, Rodrigo Pinto, explicó que esta situación se produjo el sábado 25 de septiembre, donde el propietario de un contenedor con productos químicos solicitó a TPA que le prestara el servicio de carguío de contenedor indirecto, efectuando el pago anticipado, mismo servicio por el cual la ASP-B ya había cobrado $us 223 en Bolivia, pero sin pagar finalmente la tarifa al Puerto.

Pinto precisó que, pese a que TPA realizó el carguío en un camión con toda la documentación requerida, finalmente la carga no pudo despacharse, debido a que la ASP-B se negó a firmar el documento de salida del camión.

Pinto señaló que el camión hasta hoy aún se mantiene al interior del Puerto de Arica, pese a que ya cumplió con todos los requisitos para ser despachado.

“Nos extraña que la ASP-B no permita el despacho de esta carga, si, además, este servicio le fue pagado también en forma anticipada en Bolivia y aún no es posible cumplirlo. Hago un llamado a la ASP-B a no entorpecer el comercio exterior boliviano, y más bien, la insto a otorgar las facilidades para que los importadores puedan retirar su carga. Si la ASP-B no quiere hacer pago anticipado, sería pertinente que dejara hacerlo al importador o al transportista”, sostuvo Pinto.

Dijo que existen nuevas solicitudes de despacho con pago directo al concesionario, lo que revela la urgencia que tienen los importadores por tener su carga en forma rápida en Bolivia.

Deuda sin aclarar

Sobre el cobro anticipado que decidió aplicar el concesionario TPA S.A. desde el pasado 20 de septiembre por la existencia de facturas impagas por parte de ASP-B la medida se mantiene vigente, debido a que la agencia estatal boliviana se niega a aclarar a qué facturas se imputan los abonos de $us 925.000 que efectuó.

Pese a este impasse, Pinto sostuvo que se tiene la disposición para llegar a un nuevo acuerdo de descuentos tarifarios con la ASP-B, a tiempo de lamenta la situación de incertidumbre que viven los transportistas e importadores.

Comentarios