Escucha esta nota aquí

Surgen pugnas de poder al interior de la Central Obrera Departamental (COD). Este lunes tres sectores marcharon para pedir la renuncia del máximo dirigente de la entidad, Rolando BordaEl grupo se concentró en la Plaza del Estudiante y se dirigió a la sede de los trabajadores y en ese lugar fueron recibidos por los simpatizantes del dirigente. Tras intercambiar insultos, ambos bandos terminaron a los golpes, luego de unos minutos de gresca la Policía intervino para evitar que las cosas pasen a mayores.

Este hecho se produjo en medio de fuertes denuncias contra Borda. El dirigente es acusado de aprovecharse de su posición para favorecer a familiares y allegados colocándolos en puestos de trabajo en empresas estatales como Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB).

Incluso, Rolando Cuéllar, diputado por el MAS, presentó una denuncia penal contra Borda a quien acusó de tener a sus familiares en YPFB, y de hacer que 146 funcionarios de esta empresa sean declarados en comisión sindical y puedan recibir sus sueldos sin trabajar, bajo el argumento de que cumplen una gestión sindical.

La marcha de protesta concentró a  trabajadores municipales,  fabriles y del magisterio. Este grupo se concentró en la Plaza del Estudiante en donde se quemó a un muñeco que representaba la figura de Borda. Luego se dirigieron hasta las instalaciones de la COD, ubicada en la calle Republiquetas, mientras detonaban petardos a su paso.

Al llegar se encontraron con un grupo que apoya a Borda. Ambos bandos se enfrascaron en una discusión verbal que subió de tono hasta llegar a los golpes, incluso uno de los dirigentes que exigía la renuncia fue retenido y golpeado.

Luego de varios minutos de enfrentamientos, la Policía intervino y haciendo uso de agentes químicos separó a los dos bandos.

He sido rehén, me han ultrajado pero por suerte la Policía me ha rescatado”, denunció Domingo Bautista Sánchez, dirigente del magisterio rural.

El dirigente dijo que lo único que exigen es que Borda llame a un congreso para elegir  a una nueva directiva. Acusó al actual ejecutivo de liderar un clan familiar que trabaja al interior de Yacimientos.

No fue lo único que denunció. Bautista también acusó al cuestionado dirigente de crear una agencia de empleos en la COD. “Él vende puestos de trabajo a $us 2.000 y $us 5.000”, señaló.

Agregó que las medidas de presión y las protestas continuarán hasta que se convoque a un congreso para que se realicen nuevas elecciones.

“No me voy a negar, creo que tengo la capacidad de dirigir la COD”, dijo.

Rechazan acusaciones

Sósimo Paniagua, dirigente de la COD, rechazó las denuncias contra Borda y aseguró que son infundadas y hasta el momento no existe una prueba concreta en su contra.

Calificó la marcha de política y minimizó el poder de convocatoria de esta protesta y justificó la reacción de los trabajadores afines a Borda.

“Vinieron unas 30 personas. Vinieron a atacar de frente a nuestro máximo líder. Nosotros fuimos elegidos mediante un congreso ordinario el año 2020, no corresponde hacer tomas y pedidos de renuncia de nuestros dirigentes, porque eso no está en los estatutos”, señaló.

Dijo que la gestión de Borda termina en 2023 y que no van a permitir que se quiera tomar la COD con algún tipo de movilización violenta. Llamó a los manifestantes a usar los conductos regulares para realizar cualquier reclamo.

“Deben esperar a un congreso para hacer su reclamo. Pero de la forma en que lo están haciendo, de manera arbitraria y abusiva, nosotros vamos a responder de la misma manera. No vamos a permitir que nadie entre, sin ser afiliado a la COD porque quieren tomar la institución”, advirtió Meneses.

Video del enfrentamiento


Comentarios