Escucha esta nota aquí

Para que el aguinaldo tenga una razón de ser, los empresarios consideran que un porcentaje del mismo debe tener un candado para que su uso solo sea exclusivamente para la compra de productos que tengan la marca o el sello de Hecho en Bolivia.

Juan Carlos Vargas, secretario de Relaciones de la Confederación Nacional de Micro y Pequeña Empresa (Conamype), recordó que ya el año pasado en la Cumbre Nacional de la Micro y Pequeña Empresa, realizada en Cochabamba, se puso en consideración que un 40% del aguinaldo se lo debe pagar a través de la billetera móvil para poder dinamizar el mercado interno.

El dirigente remarcó que si el empresariado hará un esfuerzo en cumplir con la ley, a pesar de no tener los ingresos necesarios, lo menos que puede hacer la población es apoyar la producción nacional y no comprar artículos importados o aquellos que ingresan por contrabando, algo que tanto mal le hace a la industria nacional; que en el caso de las micro y pequeñas empresas suma 280.000 familias, las que se dedican a esta actividad.

Por su parte, Ibo Blazicevic, presidente de la Cámara Nacional de Industrias (CNI), subrayó que, para que el pago del aguinaldo coadyuve a la reactivación de la producción nacional, la entidad planteó que un 20% del mismo sea pagado en productos con sello ‘Hecho en Bolivia’. Esta experiencia ya se dio con el segundo aguinaldo y registró resultados positivos para las microempresas en particular.

“Esta propuesta se realiza puesto que una parte sustantiva del aguinaldo se va a la compra de productos extranjeros”, hizo notar Blazicevic.

Inyección de recursos

El analista económico Germán Molina sostuvo que en el país las personas destinan casi un 90% de sus ingresos al consumo y el saldo al ahorro. Por lo tanto, una parte del aguinaldo se destinará a la compra de bienes nacionales y otra a bienes importados, algo que a su criterio se debería reducir para incentivar la producción boliviana.

Molina matizó que la utilización del aguinaldo por parte de las personas depende de muchos factores como: gustos, preferencias, moda, ingresos y expectativas a la hora de hacer compras.

“En resumen, por efecto multiplicador del gasto se espera un mayor beneficio con el pago del aguinaldo. Más cuando éste en los servidores públicos representa un monto igual a una planilla de sueldo mensual, que alcanza los Bs 3.000 millones aproximadamente”, detalló Molina.

Waldo López, expresidente del Colegio de Economistas de Bolivia, también destacó la importancia de la liquidez que significa el beneficio de fin de año y por ello cree que es vital que su uso vaya directamente a los sectores que más necesitan de ingresos y no a productos que compiten con la oferta nacional.



Comentarios