Escucha esta nota aquí

La quinta adenda firmada con Argentina, garantiza la venta de gas natural por un año más y refleja la actual capacidad de producción de hidrocarburo del país y la real demanda del mercado argentino.

Álvaro Ríos, exministro de Hidrocarburos, indicó que este acuerdo es resultado de una negociación dura y difícil, en la que se estuvo leyendo la letra chica hasta último momento.

Ríos precisó que dicho acuerdo, el 30 de junio de 2021, nuevamente será negociado hasta la finalización del contrato de 2026.

Asimismo, analizó que en este contexto se debe recalcar que ni Argentina necesita los volúmenes debido al incremento de producción en Vaca Muerta (Neuquén) y Bolivia no tiene la capacidad de producción por la declinación en sus campos. 

“Es decir, que no se podía cumplir con los 27,7 Millones de Metros Cúbicos por día(MMm3/d) del Plan de Desarrollo y Operaciones (DOP) y los 16 MMm3/d del contrato original”, precisó el exministro.
 
La exautoridad sostuvo que con relación a la adenda 4, el volumen base se disminuye de 10 MMm3/d a 9 MMm3/d para efectos de precio y facturación con vinculación a los precios del petróleo.

Con respecto a las cantidades de entrega (delivery or pay) desde Bolivia las mismas bajan en verano de 11 a 10 MMm3/d y en invierno de 18 a 14 MMm3/d.

El socio director de Gas Energy Latin America subrayó que lo relevante también es ver que posterior al invierno 2021 el 'take or pay' de Argentina baja a 8 MMm3/d de los 11 MMm3/d que se tenía en la cuarta adenda. 

“En resumen, Bolivia entregará menos gas a Argentina y este país tendrá que optar por otras opciones como importar más GNL o nafta. Resultando menores ingresos para Bolivia por volúmenes”, precisó Ríos.

En relación a los costos se cambia substancialmente el marcador de precio para volúmenes sobre el contrato base de la adenda 4 de invierno que eran precio GNL entregado en Argentina más $us 0,8 el millón de BTU a una fórmula basada en Henry Hub (HH) más $us 2,25 el millón de BTU.

“Es difícil hacer el impacto por precios a Bolivia y todo dependerá de los precios del mercado del Henry Hub y de los precios de petróleo. Eso sí, los $us 2,25 el millón de BTU no es un precio de mercado en Argentina, porque no cubre todos los costos de licuefacción y transporte hasta aquel país”, puntualizó Ríos.

Al respecto, el presidente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Wilson Zelaya, manifestó que el precio acordado para la suscripción de la quinta adenda del Contrato de Compra Venta de Gas Natural suscrito con Integración Energética Argentina S.A. (Ieasa), tiene una composición de indicadores internacionales de canasta de fuels oils, asociada al precio del WTI y Henry Hub (más un premio de $us 2,25 adicional).

En tal sentido, la autoridad señaló que el precio correspondiente a diciembre de 2020, según la cuarta adenda, es de $us 3,84 por millón de BTU, y con la quinta adenda, el valor para enero de 2021 es $us 4,51 por millón de BTU, en conformidad a la proyección de los indicadores ya mencionados.

Zelaya destacó que el precio firmado en la quinta adenda con Ieasa está muy por encima del valor concertado en el contrato suscrito con Petrobras por el Gobierno de transición, cuyo precio ponderado alcanza a $us 3,86 por millón de BTU puesto en Mutún (enero de 2021) y que no toma en cuenta el costo de transporte entre Río Grande y Mutún, como fue contemplado en el contrato original.






Comentarios