Escucha esta nota aquí


Las lluvias y el rebalse del río Piraí no dan respiro a productores agrícolas de zonas productivas del Norte Integrado y este de Santa Cruz. Los reportes preliminares de la Gobernación cruceña dan cuenta de al menos 30.000 hectáreas de cultivos afectadas en municipios del Norte Integrado. En Yapacaní el impacto negativo toca a los cultivos de arroz, soya, plátano, yuca, maíz y parcelas de cítricos.

A decir del representante de los productores del Grupo Norte Chané-Peta Grande, Eliazer Arellano, el rebalse del río Piraí provocó estragos en los campos de producción de soya. Estima que un 40% de los chacos está afectado y que las probabilidades de recuperación de los sembradíos y de la producción de granos es mínima en la zona.

Aparte de los efectos en el ámbito agrícola, Arellano indicó que también preocupa la situación de riesgo y emergencia que viven las familias asentadas en comunidades del municipio de San Pedro, sobre todo Canandoa y Peta Grande, que se encuentran incomunicadas debido al exceso de agua que rebasó el camino y que condiciona el paso vehicular.

Desde la Cámara Agropecuaria de Pequeños Productores del Oriente (Cappo), el presidente Isidoro Barrientos, indicó que están en proceso de evaluación para cuantificar los efectos de las lluvias en las tierras productivas. No obstante, dijo que reportes parciales de pequeños productores del Norte Integrado reflejan pérdidas de grandes extensiones de soya, cultivo ‘estrella’ en el ciclo de verano.

Informó que recurrirán al Gobierno para pedir ‘oxígeno’ en el refinanciamiento de créditos, la compra de deuda adquirida con casas proveedoras de insumos agrícolas y que la cobertura del seguro agrícola se extienda a los pequeños productores de granos.

Alejandro Vásquez, responsable de Desarrollo Productivo del municipio de Yapacaní, refirió que datos preliminares infieren que, de las 38.000 hectáreas de arroz y 3.000 de soya sembradas en esa zona, un 20% y un 60%, respectivamente, han sido afectadas por las inundaciones debido a las lluvias y el rebalse del río Ichilo.

En menor escala, precisó que también resultaron impactados los sembradíos de plátano, yuca, maíz, frejol y plantaciones de cítricos.

Estimaciones preliminares

Desde Desarrollo Productivo de la Gobernación de Santa Cruz, el secretario Luis Alberto Alpire, dio cuenta de que, por ahora, es difícil cuantificar la cantidad de área de cultivos dañados y el grado de impacto. El reporte preliminar estima 30.000 hectáreas afectadas que corresponden a tierras productivas del Norte Integrado. Aludió que la mayor parte del área agrícola impactada toca a la soya.

El pronóstico agrometeorológico departamental, a decir de Alpire, prevé lluvias e ingreso del sur que inicialmente estaban previstos para el jueves, cuya mayor intensidad se dará en el Norte Integrado y poblaciones de la provincia Andrés Ibáñez.




En San Pedro, el agua cubrió la carretera/Foto: David Martishet

En el caso del rebalse de los ríos, Alpire dejó en claro que este fenómeno no solo obedece a las lluvias, sino también a la deforestación de áreas circundantes a los ríos, irrespeto e intervención en áreas no permitidas para agricultura -servidumbres ecológicas- y la construcción de diques y canales para regar sus cultivos.

En el caso de la Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo), el gerente general Jaime Hernández, afirmó que hoy brindarán un reporte actualizado de área afectada, dañada y comprometida. La semana pasada se reportaron 20.000 hectáreas de soya, maíz y sorgo inundadas en Fernández Alonso, San Pedro, Yapacaní, San Julián y El Puente.

Alerta hidrológica y clima

Por ascensos de nivel con desbordes en la cuenca Mamoré (Beni) y Alto Río Mamoré (Cochabamba), el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi) emitió alerta roja que contempla del 2 al 5 de este mes para dichas regiones.

Para Beni, advierte ascensos con desbordes de los ríos Mamoré e Isiboro, mientras que para Cochabamba alerta, igual amenaza, en los ríos Chapare, Ichoa, Isiboro y Eterazama. Se declara roja cuando el nivel de los ríos alcanza alturas críticas que hacen inminente el desborde e inundación.

A decir de Cristina Chirinos, responsable del Senamhi en Santa Cruz, las lluvias persistirán hoy y mañana, con mayor intensidad, en la capital cruceña y las provincias Sara, Ichilo, Obispo Santistevan y Warnes y, en menor escala, en la Chiquitania. El jueves cambiarán los vientos de norte a sur.

Comentarios