Escucha esta nota aquí

El Gabinete Ministerial aprobó el Decreto Supremo 4296 que redistribuye el uso del 2% de la recaudación del aporte patronal público y privado del fideicomiso AEVivienda (Agencia Estatal de Vivienda). Con esta modificación, el Gobierno espera ampliar la finalidad del fideicomiso (creado por DS 0986) y optimizar los recursos para reducir el déficit habitacional en el país.

Con este nuevo decreto, que modifica el parágrafo I del artículo 12 del DS 0986 (que luego, fue modificado por el DS 3614), los recursos provenientes de la recaudación del 2% del aporte patronal público y privado para vivienda, serán depositados de acuerdo a tres modalidades.

La totalidad de los recursos serán depositados en el Fideicomiso AEVivienda, hasta el 31 de diciembre de 2020”, dice la primera modalidad.

Después, a partir de 1 de enero de 2021, el 70% será depositado en el fideicomiso constituido en el marco del DS 4272 del 23 de junio de 2020 para el fideicomiso Fogaviss (Fondo de Garantía de Vivienda Social y Solidaria).

A partir de 1 de enero de 2021, el 30% será depositado en el fideicomiso AEVivienda y estará destinado a financiar los programas y proyectos de vivienda de AEVivienda y sus costos de operación y administración.

Las soluciones habitacionales producto de estos programas o proyectos, podrán ser otorgadas, dotadas o transferidas, bajo las modalidades de subsidio, crédito o mixto, preventa y venta al contado.

Banco Unión

El DS 3614 del 11 de julio de 2018, establecía que “los recursos provenientes de la recaudación del 2% del aporte patronal público y privado para vivienda, serán depositados en el Fideicomiso a constituirse en el Banco Unión S.A. y estarán destinados a financiar los programas y proyectos de vivienda de la AEVivienda y sus costos de operación y administración”.

Transferencia al BDP

Para cumplir los DS 4296 y 4272, se autoriza la transferencia de Bs 500 millones provenientes de la recaudación del 2% del aporte patronal público y privado para vivienda al Fideicomiso del Fogaviss, a ser administrado por el Banco de Desarrollo Productivo (BDP), hasta el 31 de julio de 2020.