Escucha esta nota aquí

Como "exitoso" fue calificado el examen de seguridad que rindió ayer la Refinería Gualberto Villarroel, en la ciudad de Cochabamba, donde YPFB Refinación realizó un simulacro de incendio, con el objetivo de mostrar la capacidad del personal al momento de atender este tipo de situaciones peligrosas.

“Se simula una fuga de gas y un incendio. Allí se pone a prueba si todos los recursos de la atención a la emergencia están correctamente implementados, establecidos y cómo respondemos ante este tipo de situaciones. La atención de la emergencia es atendida por el personal de YPFB Refinación con 48 personas en total”, detalló Julio César Gandarillas, gerente de General de YPFB Refinación.

El simulacro de 45 minutos consistió en proyectar un incendio con una radiación térmica de 58 metros, en la que los brigadistas pusieron a prueba sus conocimientos y pericia para el enfriamiento de las líneas y equipos que se encuentran en inmediaciones de la refinería.

El evento tuvo la asistencia técnica de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH).

Comentarios