Escucha esta nota aquí

El contrabando no da tregua. A pesar del cierre de fronteras de Bolivia y los operativos para controlar el movimiento de personas y mercancías en los límites del territorio nacional, las Fuerzas Armadas detectaron una fuerte actividad de contrabandistas en distintas zonas del país y decomisaron mercadería ilegal, que principalmente se detectó en caminos y rutas no permitidas para el tránsito.

En el límite fronterizo del Lago Titicaca, que es compartido por Bolivia y Perú, efectivos del Batallón de Infantería de Marina IV “Alianza”, en la localidad de Escoma interceptaron un camión con cargas de papa de procedencia peruana sin ninguna documentación para su comercialización, según un reporte del Viceministerio de Comunicación.

De igual manera en la localidad de Chaguaya se detuvo a tres vehículos de transporte público con cajas de alimentos (sardinas, atún, quintales de lenteja, fertilizante urea y cajas de insecticida agrícola), mercadería de procedencia peruana. Los productos están en custodia del Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag) y del Comando Estratégico Operacional de Lucha Contra el Contrabando.

Asimismo, dos minibuses con carga de contrabando en proximidades de la comunidad de Aguas Calientes, provincia Camacho del departamento de La Paz, también fueron interceptados con mercadería de contrabando con un valor de Bs 193.000, de acuerdo con el reporte de Jiuvani Monasterios, comandante del Batallón de Infantería de Marina IV Alianza.

Además, en un bus de transporte público Línea Dorada, una pasajera intentó camuflar productos comestibles. “El bus fue retenido en el Puesto de Control de Chua Cocani, al revisar el interior del mismo se pudo constatar que había mercadería que no contaba con la documentación legal correspondiente, por un valor aproximado de Bs 13.000 bolivianos”, informó Jesús Colquez, Comandante del Batallón de Infantería de Marina VI “Independencia” (BIMI).

Desde la Aduana Nacional de Bolivia (ANB) reportaron a EL DEBER que, de enero a julio de 2020, la mercancía decomisada tiene un valor de Bs 192 millones, se incautaron en 1.841 operativos, en los que se retuvieron 680 vehículos y ropa usada por valor de Bs 5 millones.

Contrabando en Pando y Beni

Durante el control en la comunidad de Alto Bahía, en el municipio de Cobija, la Armada interceptó una camioneta blanca con 25 cajas y 25 bidones de aceite para vehículos, baterías para vehículo, entre otros insumos que ingresaba por rutas no autorizadas, según el informe del sexto Distrito Naval Pando.

Mientras en otro operativo combinado en el río Mamoré, efectivos de la Armada Boliviana y de la Marina del Brasil, interceptaron una embarcación transportando mercadería ilegal procedente de Guajará-Mirim (Brasil) hacia Guayaramerín (Bolivia), que pretendían llegar a un puesto clandestino ubicado en territorio nacional.

“Como resultado de la tarea se realizó la retención de tres personas que se encontraban transportando 30 cajas con detergente y 20 cajas con café de procedencia brasileña, mismos que pretendían ser comercializados en el lado boliviano”, señalaron desde la Capitanía de Puerto Mayor “Sócrates Vargas Camacho” de la Armada Boliviana.