Escucha esta nota aquí

La Responsabilidad social Empresarial (RSE) ya no es solo un asunto de entregar donativos o sembrar árboles, es un tema de desarrollo y acciones relacionadas con aspectos de sustentabilidad y colaboración social, que tengan un impacto de corto, mediano y largo plazo. “Las empresas que no tengan realmente un enfoque sostenible, son empresas que van a morir”, aseguró Roberto Cabrera, socio líder de la consultora internacional KPMG, al medio mexicano El Financiero.

En los últimos 10 años, el concepto ha avanzado, de aspectos de altruismo y responsabilidad social corporativa, hacia un tema más completo de sostenibilidad.

“Hoy en día todo el mundo está atento, está observando, así que, si eres una empresa corrupta o no pones atención al medioambiente, a la larga vas a morir”, puntualizó Cabrera.

De igual manera, indicó que en Latinoamérica hay empresas que destinan, entre un 4 y 5% de su presupuesto anual a la RSE.

Aunque ya muchas emiten reportes de sostenibilidad, una tendencia a escala mundial, el futuro del reporte en responsabilidad corporativa, trata de comunicar impactos y no solo estadísticas, como sucede actualmente.

Situación en Bolivia

“Puede afirmarse que en la actualidad los actores empresariales están tomando consciencia en el impacto de sus negocios hacia aspectos sociales y medioambientales, aunque continúan enfocando muchas acciones como simplemente filantropía por la carencia de sistemas de gestión bien definidos. Es claro que todavía se debe continuar con el incentivo al desarrollo de estos sistemas de gestión en las empresas de todo tamaño”, concluye el Estudio de la Situación Actual y Potencial de Prácticas de RSE (2019), que realizó el IBCE por encargo de la agencia japonesa JICA.

Tags

Comentarios