Escucha esta nota aquí

La compra por $us 2,7 millones de tres plantas de un edificio que corre peligro de caerse, tiene en vilo a la gerencia de la Gestora Pública de la Seguridad Social de Largo Plazo, que ha adelantado que iniciará procesos legales que podrían caer sobre exministros y exautoridades ejecutivas de la entidad, en el Gobierno anterior.

“Se compró un edificio de 2.000 metros cuadrados (m2), de tres plantas. Pero la planta baja era un parqueo de autos. 

Le pusieron calamina, techo falso, cerámica para el piso, pintaron pared, le compraron material de oficina y lo vendieron a precio de oficina. Ahora están cediendo los ladrillos Todavía estamos en proceso de evaluación con un ingeniero.

Pero tenemos información de que si graniza, se puede caer el techo. Por eso no hay gente trabajando en esta área”, dijo el gerente general de la Gestora, Sergio Flores.

La autoridad se dio tiempo para mostrar el exgaraje de vehículos, de 600 m2, que ahora está vacío. En el techo se observa una perforación de la principal viga, para apoyar un techo metálico, del que se dice que puede caerse con una granizada. Al final del pasillo, la oficina conecta directamente, con una reja de dos puertas que da a la calle. Se encuentra a media cuadra de El Prado en La Paz.

Precisó que después de tener el informe técnico, se evaluará el daño económico o sobreprecio, que serán denunciadas ante el Ministerio Público.

$us 3 millones en software

Además, Flores identificó posibles daños económicos tras la firma de dos contratos irregulares de la Gestora Pública, para la adquisición de software en dos oportunidades con los que se preveía migrar los datos de los fondos de pensiones de las administradoras.

El primer contrato fue con la empresa Sysde Internacional Inc. de Panamá, por $us 5,1 millones y se erogó $us 3 millones. El segundo se firmó con la empresa colombiana Heinsohn Business Technology, por $us 10,9 millones, que se suspendió en diciembre.

“Estos dos casos los estamos elevando a las instancias correspondientes del Ministerio Público”, afirmó el gerente. Los procesos irán contra exministros hasta exfuncionarios de la Gestora, porque “hay muchos involucrados”.

El ministro de Economía, José Luis Parada lamentó que en nueve años, la Gestora solo haya gastado recursos sin que funcione plenamente y se revelen actos de corrupción y desfalco.

Se buscó una contraparte con el exministro de Economía, Luis Arce, pero no se obtuvo respuesta.

Objetivo de la Gestora

El analista económico, Alberto Bonadona, aprobó el inicio de auditorías y procesos si vienen al caso, pero observó que no debería ser la actividad principal.

“No es lo más importante que tiene que hacer el gerente. Lo que se debe cuestionar desde el punto de vista jurídico y operacional, es para qué sirve la Gestora que ha sido creada al calor de generar más empleos, por parte del anterior Gobierno”, expresó.

Por su parte, el experto en pensiones, David Villarreal, felicitó que se develen actos de corrupción como el posible desvío de los recursos para pagar la Renta Dignidad en Santa Cruz.

“Ahora sale a relucir otro problema que será otro golpe más a todo lo que se va descubriendo. Con esto, se demuestra que el Estado no puede ser juez y parte. Para el bien de todos los aportantes, el manejo debe seguir con las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP); con modificaciones y el Estado que cumpla su rol fiscalizador”, apuntó.

Comentarios