Escucha esta nota aquí

Luego que la alcaldía de la ciudad de La Paz fuera notificada con una certificación del Gobierno central, de una reducción del 30% de recursos para los municipios de Bolivia, el alcalde Luis Revilla pidió compensar esta disminución, con créditos blandos y otras transferencias.

La baja presupuestaria corresponde a las transferencias del Tesoro General de la Nación (TGN), según datos de la Secretaría Municipal de Finanzas. “Esperemos que el Gobierno nacional establezca con los municipios y gobernaciones algunos mecanismos de compensación de estos recursos, accesos a créditos blandos, por ejemplo. Transferencias de otros recursos que también puedan ayudar a sostener esta difícil situación económica”, dijo Revilla.

Advirtió de una “enorme afectación” en las arcas edilicias por la reducción, que repercutirá en los recortes de proyectos, gastos administrativos y presupuestos en distintas áreas.

El Programa Operativo Anual (POA) de la Alcaldía paceña para 2021 asciende a Bs 2.107.164.757, que tiene 20% menos recursos respecto al presupuesto del año pasado. La reducción por concepto de transferencias del TGN, por Coparticipación Tributaria e Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH), es Bs 231.511.101.

El Gobierno nacional definió el Presupuesto General del Estado (PGE) para la próxima gestión con un consolidado de Bs 216.501 millones. El agregado alcanza a los Bs 283.032 millones.