Escucha esta nota aquí

Emocionados y orgullosos por la gran apuesta inmobiliaria-urbanística de unas 6.000 hectáreas, que desde el lunes 24 de mayo empezará a tomar cuerpo, Ricardo Mertens, presidente de Santa Cruz Financial Group S.A, que agrupa al Banco Fassil, y Julio Novillo, presidente del Grupo Empresarial La Fuente, firmaron un acuerdo que busca reactivar toda la cadena del sector de la construcción y así ayudar a la reactivación del país.

El acuerdo consiste en que el Grupo Económico Santa Cruz Financial Group S.A (Banco Fassil) brindará financiamiento al Grupo Empresarial La Fuente y hasta 60 empresas para llevar adelante el proyecto urbanístico La Nueva Santa Cruz Inteligente.

Durante el evento, Mertens explicó que la alianza permitirá movilizar recursos, por cerca del 12% del Producto Interno Bruto (PIB)  de Bolivia. "Hemos calculado con Julio, que en la vida de la construcción de la Ciudad Inteligente, habrá una movilización de cerca de $us 4.500 millones, y esta movilización la están haciendo los bolivianos, sin apoyo externo, sin apoyo político, gubernamental, lo están haciendo los privados, que confían en este país", sostuvo.

indicó que esta es una alianza de trabajo que busca dar una respuesta para las miles de personas que por la pandemia quedaron sin trabajo y que con este proyecto tengan una esperanza de continuar.

Mertens sostuvo que se tratan de dos grupos empresariales bolivianos soñadores que se unen para proponer un futuro mejor, generando puesto de trabajo un desarrollo sostenible.

Esta inyección financiera busaca impulsar a unos 70 productos y subproductos que están ligados a la cadena de la construcción como la alimentaria, la textil, la del transporte, la de los áridos, la de los servicios de choferes, mecánicos, arquitectos y albañiles y comerciantes.

El presidente de Santa Cruz Financial Group precisó que los recursos se van a conseguir interactuando a través de sus filiales, en banca, en el mercado de valores, en el mercado de fondos de inversión, asegurando a través de su compañía de seguros, y participando en los otros sectores; "También apoyaremos a través de nuestra empresa Santa Cruz Telis, en todo el conocimiento de Ciudad Inteligente, a este gran proyecto", resaltó Mertens.

En este sentido, Banco Fassil, que es parte del grupo, financiará el acceso a dichas viviendas desde compras directas a partir de la primera cuota o en planes de pago con una tasa de interés de vivienda social.

A su vez, Julio Novillo, presidente del Grupo Empresarial Lafuente, subrayó que este acuerdo es una gran bendición y que llega en un momento en donde se debe dar una respuesta competitiva y complementaria a las personas que viven en las ciudades.

Novillo precisó que La Nueva Santa Cruz Inteligente no solo es un complejo habitacional, sino una propuesta de desarrollo sostenible a tiempo de agradecer por el apoyo de Banco Fassil.

“Llamamos a todos los empresarios y emprendedores a que se sumen, no solo brindando sus servicios, sino con sus proyectos empresariales. Desde este lunes (24 de mayo) ya empezamos las obras con el trabajo de unas 600 maquinarias”, indicó Novillo.

El proyecto y su impacto

La alianza prevé el financiamiento directo al Grupo Empresarial Lafuente y todas las empresas que intervengan en el desarrollo de la Nueva Santa Cruz, ciudad inteligente, en la construcción de 100.000 viviendas para beneficiar a 370.000 habilitantes.

Se prevé además el financiamiento de créditos de vivienda de la ciudadanía interesada. El acuerdo permitirá reactivar la economía boliviana y generar en corto plazo 5.000 empleos directos y más de 10.000 indirectos.

Comentarios