Escucha esta nota aquí

Los afiliados a la Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo) ingresan este viernes al quinto día de bloqueo de las carreteras en zonas productoras de Santa Cruz exigiendo la intervención del Gobierno para la anulación de la banda de precios, libertad plena para exportar sin cupo de abastecimiento interno y biotecnología. Santa Cruz deja de exportar $us 2,5 millones por cada día de bloqueo, según la Gobernación cruceña.

El diálogo con el Gobierno está en punto muerto. Las autoridades exigen un cuarto intermedio en los bloqueos para sentarse a negociar. Al continuar la medida, los ministros de Desarrollo Productivo y de Desarrollo Rural y Tierras retornaron ayer a La Paz.

Fidel Flores, presidente de Anapo, ratificó su propuesta al Gobierno de que la banda de precios “se mantenga solo para los pequeños productores pecuarios que compran hasta 10 toneladas mensuales, con lo cual será beneficiado el 80%”. Además, señaló que la propuesta es solo para el año 2021, para que el Gobierno pueda prepararse y a partir del próximo año compre grano de soya y elabore harina para su entrega a los productores pecuarios, a precios subsidiados si lo consideran conveniente.

Ayer, choferes de trufis de Pailón desbloquearon la carretera que estaba cerrada desde el lunes, luego de un amague de enfrentamiento. El tránsito de vehículos se normalizó en el primer punto de bloqueo. A partir de esa situación, desde Anapo emitieron un comunicado indicando que los cuartos intermedios dependerán de cada dirigente en el punto de bloqueo para evitar enfrentamientos con otros sectores.

Mientras que los productores pecuarios se manifestaron para negar la existencia de una subvención a los subproductos de la soya y pidieron diálogo sin presiones. Ricardo Alandia, presidente de la Asociación Nacional de Avicultores, indicó que el reclamo de los soyeros por la banda de precios no tiene sustento y la industria no tendría por qué utilizar este argumento para pagar menos.

Recorrido por los puntos

La medida que tiene a cientos de camiones varados, perjudicando el comercio exterior y el tránsito de pasajeros, ha provocado molestia en las personas.

El equipo de EL DEBER realizó un recorrido rumbo al Puente de la Amistad, entre Montero y Portachuelo, donde había cerca de 8 kilómetros de camiones varados.

Rayner Gonzáles G., conductor de un camión cisterna que transporta diésel, contó que está más de tres días en el lugar y aguantando las altas temperaturas. Espera que el conflicto se solucione para llegar a Puerto Villarroel.

“Si no llego con la leche hasta Arica (Chile) son $us 250 de multa por día”, relató otro conductor varado hace cuatro días.

Los transportistas indican que el cuarto intermedio que hacen en horas de la mañana no alcanza para pasar, ya que llevan cuatro días en la zona. “No tenemos recursos para comprar agua, ni hemos comido. Queremos circular”, fue el pedido de otro chofer.

Eliazer Arellano, representante de los productores del Grupo Norte, ubicado en el punto de bloqueo del Puente de la Amistad, dijo que no bajarán la guardia. “Con la biotecnología vamos a salir de los problemas con los bancos”, señaló el productor.

Por otro lado, el Colegio de Economistas de Santa Cruz manifiesta su desacuerdo con las “bandas de precios” porque afectan a la cadena productiva y perjudican la reactivación económica del país.

Hasta el cierre de esta edición los productores de San Julián definían si seguían con la medida. Y en el Puente de la Amistad decidieron dar un cuarto intermedio de una hora.

Comentarios