Escucha esta nota aquí

De acuerdo a un repaso a la cotización de los precios internacionales de los granos en el periodo comprendido entre agosto y octubre de 2020, se evidencia una subida de las materias primas: soya, trigo y maíz y azúcar.

En dicho periodo, el grano de la soya lleva la delantera y aumentó su valor de $us 384,6 la tonelada métrica a $us 427. Similar tendencia registró el trigo. De $us 198 la t subió a $us 210, entre agosto y lo que va de este mes. Lo mismo ocurrió con el maíz, que registra un repunte en las estadísticas de $us 143,7 a 149,40 la tonelada. El azúcar también incrementó su valor de $us 0,29 el kilo en agosto a 0,31en centavos de dólar por kilo.

Recortes de producción

Según la Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo), la subida que se ha dado en el cultivo de trigo es debido a los recortes de rendimiento en los principales países productores como consecuencia de los factores climáticos adversos de sequía, que ha ocasionado que disminuyan las estimaciones de producción; es decir, que habrá una menor oferta mundial de este cereal.

En el caso de la soya, se debe a la activa demanda de los principales compradores, como China e India que han comenzado a reactivar sus economías y con ello, aumentar la demanda de compra de soya y subproductos, ocasionando una disminución en los stocks mundiales de esta oleaginosa, dijo Jaime Hernández, gerente general de Anapo.

Desde la Asociación de Productores de Maíz y Sorgo (Promasor) indicaron que como sector reciben con beneplácito esta mejora en los precios del maíz. “El primer efecto es el incentivo a producir más y por eso es muy favorable para el país, ya que se crearán más fuentes de empleo”, expresó Freddy García, presidente de Promasor.

Si el precio, está elevado favorece al sector porque Bolivia dejaría de ser un mercado atractivo para el maíz producido en Argentina y sobre todo, es un freno al contrabando.

Volver a la normalidad

Para el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE) la subida de los precios de estos alimentos responde a que la economía en el mundo poco a poco va retornando a la normalidad.

Sin embargo, Gary Rodríguez, gerente general del IBCE, dijo que el ajuste del precio del trigo no es una buena noticia para el país, porque la compra en el futuro tendrá un mayor precio y por lo tanto, se gastará más divisas para importar trigo. Con respecto al aumento del precio del azúcar indicó que es positivo porque Bolivia es un país excedentario en la producción de este alimento.

También considera favorable el incremento del precio del grano de soya porque ayudará al país en las exportaciones. Los excedentes en aceites crudos y refinados y también en tortas de soya, cascarilla y lecitina generarán divisas.

Sin embargo, eso va a significar una subida en el alimento para la producción de pollo, ganado bovino y cerdos en el país. A pesar de ello, no deja de ser bueno para los productores porque representa mayores ingresos, los mismos que se pueden traducir en reinversión de utilidades en el campo.

Finalmente, en el caso del maíz, aunque lamentablemente ingresa producto de contrabando, el hecho de que cotice al alza puede animar a los agricultores a incrementar la producción.


Comentarios