Escucha esta nota aquí

El secretario de Desarrollo Económico de la Gobernación de Santa Cruz, que integra a Desarrollo Productivo, Obras Públicas y Ordenamiento Territorial e Hidrocarburos, Minas y Energías, afirma que por mandato del gobernador promoverá el modelo productivo regional que ha sostenido y apuntalado la economía regional y nacional. Dice que lo hará en alianza con el sector empresarial privado cruceño.

 _Usted está vinculado a la actividad agropecuaria, ¿cómo cree que este sector puede ayudar a reactivar la economía del país?
La Bolivia dependiente de los recursos no renovables (hidrocarburos y minería) debe dar paso a la Bolivia agroproductiva. El sector agropecuario es un importante generador de fuentes de empleo y de divisas para el país. Si se apuesta por el crecimiento de este sector se trae consigo, de forma rápida, un impacto positivo en la economía, tanto regional como nacional. 

Por ejemplo, en los primeros dos meses de este año se exportaron $us 80 millones menos en hidrocarburos, comparado con igual periodo de 2020. En el sector productivo, en el mismo tiempo, sucedió lo contrario. Se exportaron $us 90 millones más. La producción de etanol y la exportación de carne son otros dos ejemplos. Esta es la señal más clara de que cuando al sector productivo se le dan las condiciones, aunque sea a media, responde eficazmente. Si el Gobierno pretende una mejor economía, más empleos y más divisas tiene que generar las condiciones que demanda el sector agropecuario.

_En el ámbito de la Gobernación, ¿qué lineamientos se seguirán para generar las condiciones que tanto reclama el sector?
Promover el modelo productivo regional de la mano del sector empresarial que ha sosteniendo y apuntalado la economía del país, además de fortalecer las exportaciones. En el campo, coadyuvaremos a la seguridad jurídica abriendo en la Gobernación una oficina donde se asesorará al productor en la defensa de su tierra o propiedad. Fomentaremos el uso de fertilizantes y tecnología de avanzada para competir con los países vecinos, y trabajaremos en alianza con el sector del transporte para mejorar la infraestructura caminera en el área rural donde ellos y los productores, en tiempo de lluvia y de cosecha, viven su propia odisea para movilizar los granos del campo a los mercados. Con el CIAT vamos a profundizar la investigación de material genético y transferencia de tecnología.

_La tendencia actual en el agronegocio es ser eficiente en campo para competir, ¿qué políticas impulsarán para dar el espaldarazo que requiere el sector agropecuario en esta área?
Implementaremos proyectos para fortalecer la cadena productiva, desde el manejo tecnificado de los cultivos, y garantizaremos la infraestructura, la logística y los puertos de salida de mercancías (Puerto Busch) para consolidar una estructura productiva sólida y en crecimiento permanente, generando empleo y soberanía alimentaria para garantizar un mejor nivel de vida de nuestros habitantes y compatriotas que llegan de otros departamentos en busca de mejores condiciones de vida.

_La actual administración gubernamental abrogó los decretos que promovían el uso de nuevos eventos biotecnológicos, ¿cuál cree usted que es el futuro del sector agropecuario del país sin esta herramienta aplicada en campo?
Esto es demasiado peligroso y complicado para el sector productivo. Entendiendo que debemos ser competitivos, sin acceso a esta tecnología, es prácticamente quedar ‘fuera de combate’ en el mercado global del agronegocio. Entendemos que se está trabajando una ley y esperemos que salga lo antes posible porque si demoramos vamos a tener que legislar sobre lo consumado. El Gobierno sabe que en la actualidad ingresa cualquier cantidad de transgénico vía contrabando y que este flagelo, crece cada día en desmedro de la producción nacional. Es imposible competir sin el uso de biotecnología y si se priva es prácticamente ‘matar ‘al sector agropecuario.

_En su campaña electoral el gobernador habló de alianzas público-privada para trabajar en proyectos productivos de la mano del sector empresarial, ¿con qué sectores y en qué áreas se trabajarán este esquema?
Se está trabajando en una ley de asociación pública-privada que permitirá al sector empresarial y la Gobernación encarar proyectos de gran envergadura. Pretendemos llevar adelante proyectos de infraestructura productiva -vías de comunicación- para dar mayor impulso a la actividad agropecuaria. Con este tipo de alianzas pretendemos sobrellevar la preocupante caída de ingresos por regalías de hidrocarburos y minería.

_Es recurrente el pedido de seguridad jurídica de predios productivos, ¿qué hará usted para garantizar este pedido?
En el marco de nuestras competencias trabajaremos para que los productores no se vean amenazados en su derecho propietario todo el tiempo y se dediquen plenamente a mejorar su producción. El saneamiento debe concluir y pondremos en funcionamiento la Comisión Agraria Departamental que tiene los lineamientos claros en el tema de distribución de tierras.


Comentarios