Escucha esta nota aquí

El sector pecuario cruceño expresó su rechazo a los bloqueos realizados por productores soyeros y lamentó que el Gobierno nacional y representantes de las industrias oleaginosas no hayan podido resolver los reclamos por la banda de precios de los subproductos de la soya. Asimismo, negó rotundamente la existencia de una subvención a favor de su sector.

Los productores pecuarios están congregados en la Asociación de Avicultores de Santa Cruz (ADA), la Federación Departamental de Productores de Leche (Fedeple), la Federación de Ganaderos de Santa Cruz (Fegasacruz) y la Asociación Departamental de Porcicultores de Santa Cruz (Adepor).

Ricardo Alandia, presidente de la Asociación Nacional de Avicultores (ANA) y de ADA, señaló que el precio actual de la harina de soya solvente pagada en el mercado interno es de $us 295 por tonelada, precio calculado en base al monto pagado por la industria oleaginosa al agricultor en la campaña de invierno 2020. “Los precios de expectativas actuales generados en las bolsas internacionales de granos se verán reflejadas en la actualización de la próxima banda de precios, si es que el grano de soya sube”, explicó.

Por tanto, Alandia indicó que el reclamo que realizan los dirigentes soyeros con respecto a que la banda de precios les estaría afectando, no tiene sustento y la industria no tendría por qué utilizar este argumento para pagar un menor precio al agricultor soyero, como actualmente lo realizan.

“Somos conscientes de que se debe buscar un equilibrio donde ningún sector se sienta afectado en desmedro de otro y tampoco que algunos sectores de la cadena productiva se aprovechen de otros en la compra o venta de granos y/o subproductos. Si hay la necesidad de revisar la metodología actual para el cálculo de las bandas de precios, esto debe viabilizarse como una responsabilidad directa del Gobierno nacional”, aseguró, a tiempo de resaltar que existe una imperiosa necesidad de levantar los bloqueos para posibilitar las mesas de diálogo entre el Gobierno, los soyeros, los sectores pecuarios y las industrias oleaginosas.

En tanto, el presidente de Adepor, Nelson Daher, aclaró enfáticamente que no existe ninguna subvención hacia los sectores pecuarios y que estos solamente toman el precio fijado por los compradores y vendedores de grano de soya. “Jamás hemos pedido ni pedimos ningún tipo de subvención ni de los soyeros ni de la industria”.

Por su parte, el presidente de Fedeple, Klaus Frerking, calificó de injusta la medida tomada por los productores soyeros, que con el bloqueo ponen en riesgo el abastecimiento de productos como la leche. “El mayor punto de bloqueo está ubicado en el Puente de la Amistad, que nos conecta con las provincias Sara e Ichilo, donde diariamente se producen 200.000 litros de leche. En cuatro días de bloqueo los productores de esa zona dejaron de entregar 800.000 litros a la industria”, lamentó.

Destacó además, que el bloqueo está dejando sin insumos a los productores pecuarios, y a la industria sin la materia prima necesaria para continuar abasteciendo al mercado. “De aquí a los próximos días habrá desabastecimiento de lácteos. Santa Cruz produce 1.200.000 litros de leche por día, es el 60% de la producción nacional”.

Frerking manifestó que, si no se levanta el bloqueo en el Puente de la Amistad y dejan pasar toda la cadena pecuaria en los puntos de bloqueo, los productores pecuarios no se sentarán en la mesa de diálogo, dejando en claro que su sector siempre ha demostrado ser unido.

Finalmente, el presidente de Fegasacruz, Alejandro Díaz, hizo un llamado al Gobierno nacional a garantizar la transitabilidad en las carreteras, y a los sectores movilizados a deponer sus medidas para sentarse a dialogar sin presiones a fin de resolver el tema de la banda de precios de los subproductos de la soya.

“A pesar de tener problemas en distintos ámbitos, yo creo que Santa Cruz siempre ha tendido la premisa de mantener abastecida la canasta básica, eso no tiene que perderse, es el espíritu de todos los agropecuarios. En este momento no necesitamos radicalismos, sino serenidad”, concluyó.


Comentarios