Escucha esta nota aquí

Este 27 de marzo, los actores del sector productivo tenían una cita para elegir al nuevo directorio de la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO), pero un amparo constitucional presentado por Reinaldo Díaz, presidente que cierra gestión y que aspira a continuar a la cabeza de la institución, "impidió que se lleve adelante la votación". El recurso presentado generó rechazo entre los actores que aglutina la institución.

Los miembros de la CAO apuntan que es la primera vez en la historia de la institución que se presenta una situación como esta, donde se recurre a instancias judiciales, una "figura similar que se usó en la arena política", el "ganar en mesa", para que se inhabilite al candidato Óscar Mario Justiniano, quien también figura como vicepresidente de la CAO. 

Además, uno de los dirigentes del sector productivo, quien pidió no revelar su identidad sostuvo que Díaz dio por cerrado el Congreso de la CAO en el que se iban a celebrar las elecciones, cuando Díaz no tiene potestad para llevar adelante estas acciones en la máxima instancia de decisión de la entidad.

El amparo presentado por Díaz reclama principalmente que los candidatos deben tener registro de propiedad en Derechos Reales, recurso que fue expuesto ante los asambleístas de la entidad y donde se interpretó que para ser candidato no se requiere ningún derecho propietario; es suficiente y legal ser parte de la gestión agropecuaria cruceña, ya que las tierras o empresas muchas veces están a nombre de padres u otros familiares al ser el agro un negocio de carácter familiar o que pasa de generación a generación, habitualmente.

"Óscar Mario Justiniano ya ha sido vicepresidente de la entidad y en la anterior elección fue parte de la plancha de Reinaldo Díaz, es decir, eran el mismo equipo y en esa ocasión Reinaldo no interpuso ninguna acción. Ahora que es su rival saltan las diferencias. Si el amparo procede significaría que la gestión de Reinaldo Díaz también fue ilegal", cuestionaron otros integrantes del sector agrícola.

Por otro lado, ante el abandono y la actitud de Díaz de querer cerrar el congreso de la CAO, los asistentes tomaron otras determinaciones de desconocer a la directiva saliente y dejar la dirigencia de la entidad en manos de una comisión que dirigirá la entidad mientras se resuelve el tema del amparo constitucional en los juzgados y se pueda fijar el día de elección, que sería dentro de tres semanas (hay cuarto intermedio).

"El congreso fue muy debatido, fue muy duro y llevó a que Reinaldo Díaz abandone la presidencia del congreso y la sala. Es un hecho inédito y vergonzoso que muestra el deterioro de la institucionalidad cruceña y que puede lesionar los intereses del sector productivo", señaló otro de los asistentes.

Reinaldo Díaz, actual presidente de la entidad, señaló en un contacto con EL DEBER que el congreso inició con normalidad y que incluso se logró presentar el informe de su gestión, detallando los estados financieros y ratificando la Comisión de Cuentas y Balances.

"Se dio por concluido el congreso al no corresponder llevar adelante el acto eleccionario, yo me retiré del lugar porque no se puede avalar ningún acto que sea ilegal", apuntó Díaz, acotando que el directorio debe definir una nueva fecha para la elección y la conclusión del congreso. Dijo que no podía dar más detalles porque admitió haberse retirado del lugar.

Usted puede dar vistazo  y descargar el amparo constitucional haciendo click aquí.

Comentarios