Escucha esta nota aquí

Representantes del movimiento que exige la devolución de los aportes a las administradoras de fondos de pensiones (AFP) tomaron este viernes el piso 8 de la Casa Grande del Pueblo en la ciudad de La Paz.

Los dirigentes debían sostener una reunión con el director de Movimientos Sociales, Rafael Quispe, y otras autoridades, pero desde las 07:00 no fueron atendidos, razón por la que determinaron iniciar una huelga de hambre.

Es lamentable que nos metan el dedo en la boca a la población que está sintiendo hambre y muchas necesidades. Hace semanas atrás tuvimos una reunión con Tata Quispe, que se comprometió a que hoy tendríamos una reunión con los ministros, pero ahora no acude ni él ni ninguno de los ministros, se están burlando”, afirmó el portavoz del movimiento, Antonio Gutiérrez.

Aseguró que no se retirarán del espacio hasta que el Gobierno de la presidenta Jeanine Áñez emita un decreto supremo que autorice la entrega de esos recursos para enfrentar la crisis económica generada por la pandemia del Covid-19.

Al interior de la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) existen al menos cuatro proyectos de ley que sugieren la acción para reactivar la economía. Sin embargo, hasta el momento no se da curso a ninguna.

Las propuestas normativas proponen la devolución de un 95, 50, 25 por ciento de los aportes o utilizarlos como garantías hipotecarias para acceder a créditos bancarios con un interés máximo del 6 por ciento anual.

Desde el Gobierno se sostiene que la acción significaría dejar sin jubilación a la gente en un futuro. Se explicó que el 85 por ciento de los aportantes a la AFP son montos menores a Bs 100.000, y retirarlos sería un golpe muy fuerte a todo el sistema de la economía nacional.

El pronunciamiento: