Escucha esta nota aquí

Desde los gremiales hasta los grandes empresarios, agrupados en más de una decena de instituciones, rechazaron este miércoles volver a una cuarentena rígida ante el rebrote de casos de coronavirus.

En una conferencia realizada en instalaciones del Sindicato de Transportistas, los sectores aseguraron que nuevas medidas restrictivas ocasionarán la pérdida de más de 500.000 fuentes de trabajo, entre directos e indirectos.

En días pasados, la alcaldía restringió el horario de circulación de vehículos y el funcionamiento de locales, ante el incremento de varios casos por Covid-19. Sin embargo, la medida es rechazada por varios sectores.

Rechazamos la posibilidad de una cuarentena rígida que traería consigo el cierre de empresas, despidos, el incremento de mora en el sistema financiero, la imposibilidad del pago de AFPs y de sueldos a los trabajadores”, señaló Fernando Molina, presidente de la Cámara Gastronómica de Santa Cruz.

Medina sostuvo que es necesario que los diferentes sectores vuelvan a trabajar, respetando las medidas de bioseguridad. 

"Exigimos que, entre los tres niveles de gobierno, ultimen los esfuerzos necesarios para lograr una mayor coordinación y un control de la pandemia", dijo Medina en representación de 17 sectores.

Mediante un comunicado de prensa, la Cámara de Industria, Comercio, Servicios y Turismo de Santa Cruz (Cainco) señaló que una nueva cuarentena rígida no va a resolver el problema sanitario.

“Va a debilitar más aún la ya frágil situación de la economía familiar y amenaza la sobrevivencia del tejido económico que forman hogares y empresas”, señaló. 

Desde la Cainco recordaron que, durante los dos meses de cuarentena rígida de abril y mayo de 2020, 700 mil personas quedaron sin empleo.

Tuvieron que cerrar miles de negocios de todo tipo y tamaño. Los ingresos del país cayeron un 70% respecto a su nivel anterior. Y hasta ahora las pérdidas no han podido ser compensadas”, subrayó la Cainco.

Comentarios