Escucha esta nota aquí

A nueve años de la nacionalización de las refinerías Guillermo Elder Bell (Santa Cruz) y Gualberto Villarroel (Cochabamba), la administración de la estatal de YPFB Refinación, que forma parte de YPFB Corporación, reporta utilidades por valor de $us 408 millones e incremento de la producción en ambos complejos refineros.  

Las utilidades obtenidas es el resultado del crecimiento de la capacidad de procesamiento de las dos refinerías. Se lograron cifras históricas, al cierre de la gestión fiscal (de abril 2015 a marzo de 2016) se obtuvo una utilidad de $us 70 millones y desde su recuperación en junio de 2007, a marzo de 2016, se alcanzaronó $us 408 millones en utilidades”, informó el presidente ejecutivo de YPFB, Guillermo Achá.

“La nacionalización de los hidrocarburos y recuperación de la propiedad de las refinerías representa un beneficio para el desarrollo de la población, pues ahora los recursos generados por YPFB se traducen en educación, salud, infraestructura, y proyectos productivos; y dejan un efecto multiplicador en la economía del país. En la etapa privada las refinerías pagaron impuestos por $us 1.504 millones y en la gestión de YPFB, por el mismo concepto, $us 3.149 millones”, dijo Achá.

Incremento de producción 

La capacidad de procesamiento de ambas refinerías se incrementó de 39.503 a 64.800 barriles por día (BPD) de crudo de junio 2007 a la fecha, representa un crecimiento aproximado del 64%. Las inversiones realizadas para este propósito y para garantizar la continuidad y confiabilidad operativa de las refinerías, alcanzan $us 564,59 millones en los nueve años de administración de YPFB.