Escucha esta nota aquí

La Cámara de Senadores cambió la ley de impuesto a las Grandes Fortunas, estableció que sea indefinida y no solo por un año, y la devolvió a Diputados. La norma establece un nuevo gravamen temporal para las personas naturales que posean más de Bs 30 millones de patrimonio.

La Ley de 14 artículos, una disposición adicional y una  final indica que el nuevo impuesto será aplicado a partir de la gestión 2020 en adelante, modificación que fue introducida por el texto enviado de Diputados que indicaba su aplicación solamente durante las gestiones 2020 y 2021.

Otra modificación que se introdujo es el descuento del 15% en el pago del impuesto con el mecanismo del pronto pago o pago anticipado, que deberá ser reglamentado.

El senador Fernando Deni, de CC, señaló que será “un aguinaldo más”, y que no hay oposición a ello, y destacó la importancia de registrarse en el servicio de Impuestos, pero que abrirá la posibilidad de investigar a quienes ganan más de Bs 9.000.

Henry Montero, de Creemos, manifestó que le preocupa que el espíritu enmascarado es que “necesitamos que se recaude más, y dejaremos un hueco financiero, y por eso el incentivo a que los informales den factura”.

Félix Ajpi, del MAS, respondió que no es así y que esta medida es absolutamente solidaria.

El tratamiento del impuesto a la riqueza fue más largo. Las críticas de la oposición se basaron en que este impuesto podría beneficiar a blanquear dinero, que los cocaleros y otros sectores sociales también deberían pagar impuestos. El ministro de Economía, Marcelo Montenegro, señaló que solo alcanza al 0,01% de la población y que ese sector expresó apoyo.



Comentarios