Escucha esta nota aquí

Franco Centellas - corresponsal en Yacuiba

La oficina del Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag) en Yacuiba procedió a la destrucción de 6 toneladas de mercadería de contrabando, que fueron decomisadas en varios operativos ejecutados en el punto de control de Campo Pajoso. 

Los productos que estaban destinados a la comercialización en ciudades de Tarija y Santa Cruz de la Sierra, habían ingresado a Bolivia desde la Argentina sin el debido registro sanitario.

El cargamento, consistente en bebidas alcohólicas y jugos de frutas, alimento balanceado para canes, huevos, leche en polvo y líquida, entre otros, era trasladado por distintas personas de oficio comerciantes. Ninguna certificó el registro sanitario por lo que fue decomisado en control riguroso de dos noches de trabajo.

El responsable del Senasag, David Tupa Zelaya, encabezó el operativo de destrucción junto al personal de esa oficina. La destrucción y el entierro de los productos se realizó en un par de fosas hechas con ayuda de maquinaria pesada, en una propiedad privada de la comunidad de Campo Pajoso.

“Estamos procediendo de acuerdo a las normas vigentes. Como se puede evidenciar se está destruyendo los productos y posteriormente se entierra en estas fosas. Nuestras normas son estrictas y no permite que procedamos a realizar, tal vez, alguna donación mientras estos productos no presenten un registro sanitario”, explicó Tupa.

De acuerdo con el funcionario, todo el producto biodegradable es enterrado, mientras que el material que no lo es, es quemado. Acotó que al no contar con recursos suficientes como oficina de Senasag, no se trasladó las 6 toneladas de mercadería al vertedero pues se debe costear el transporte.

“No obstante estamos haciendo todo el trabajo que corresponde cuidando siempre las normas sanitarias”, concluyó.

Comentarios