Escucha esta nota aquí

Una comisión multidisciplinaria, conformada por el Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras, a través del Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag) junto al Ministerio de Medio Ambiente y Agua y la Universidad Autónoma Gabriel Rene Moreno, realizó una inspección en los municipios cruceños de El Puente y San Julián, donde apicultores de la zona reportaron pérdidas por la muerte de abejas de más de 300 colmenas.

En días pasados, el gerente general de la Asociación Departamental de Apicultores de Santa Cruz (Adapicruz), Oswaldo Soruco, calculó que las pérdidas de unas 100 colmenas representan unos $us 50.000.

Sobre la presencia de los técnicos en el lugar del problema, Patrick Nogales, director del Senasag, indicó que tomaron muestras de miel y cera, de las colmenas afectadas, abejas moribundas, muestras vegetales de cultivos aledaños y suelo, para determinar la causa real de la mortandad de los insectos.

Las muestras obtenidas se enviaron al laboratorio Centro de Investigaciones Químicas (CIQ) de Cochabamba, y de acuerdo a los protocolos que tiene el Laboratorio CIQ, los resultados serán emitidos dentro de 15 días, sostuvo Nogales.

De acuerdo con los apicultores, las colmenas se componen de un aproximado de 70.000 abejas y la creación de una colmena se tarda un año, pero si se busca que sea productiva tarda un poco más.

Comentarios