Escucha esta nota aquí

Son datos oficiales. Para atender siete meses de importaciones y la demanda de dólares, el Banco Central de Bolivia (BCB) tiene un 49% de las Reservas Internacionales Netas (RIN) en divisas; es decir, en efectivo. La cifra se desprende del último boletín del ente regulador en el mes de febrero.

En cifras globales, este porcentaje representa $us 2.116 millones, y según economistas consultados, el monto puede cubrir entre tres y cuatro meses de importaciones y la demanda de dólares en el mercado interno.

De acuerdo con las cifras del BCB, un 51% de las RIN está en oro. Esto se traduce en $us 2.498 millones. Según el ente regulador, la composición de estos recursos “responde a los más altos criterios de liquidez y seguridad”.

Además, desde la entidad bancaria indicaron a EL DEBER que el análisis realizado por estos expertos es erróneo y sesgado “porque las RIN deben calcularse considerando su composición total (DEG, oro y divisas)”. Es más, indicaron que los fondos están en un nivel adecuado y permiten cubrir más de siete meses de importación de bienes y servicios.

“Es decir, este indicador está por encima y con un amplio margen sobre el umbral de referencia internacional que exige un mínimo de tres meses”, indicó el BCB.

Análisis

No obstante, el exdirector del BCB, José Gabriel Espinoza, explicó que el reporte es preocupante porque las reservas líquidas, las que están en efectivo y al alcance de la mano, son bajas y están en el borde mínimo que un Estado debería tener.

“El manejo de la política ha afectado a las reservas. Estamos en límites peligrosos”, dijo.

Sostuvo que esta tendencia no es nueva, sino que es un problema que se arrastra desde 2014. Pero que durante el Gobierno de transición las reservas se estabilizaron. “Una vez pasado el periodo electoral hubo anuncios que afectaron a las reservas, una de ellas fue la de un exministro (Branko Marinkovic) que hablaba de una devaluación. A ésta siguieron las palabras del presidente electo Luis Arce Catacora, que hablaba de revisar cifras y que no descartaba una devaluación y el anuncio del impuesto a las grandes fortunas, que generó temor”, explicó.

Entre diciembre y febrero, los primeros meses del Gobierno del presidente Arce, las reservas internacionales netas se redujeron en $us 415 millones.

Otro de los problemas que observa Espinoza es que la mayoría de estos recursos está en oro y que efectivizarlos en divisas requiere de la aprobación del Congreso.

“Un otro tercio de la caída se explica por la salida de dólares del BCB, porque el sistema financiero demanda dólares y por la devolución del crédito del Fondo Monetario Internacional (FMI)”, detalló.

Desde el ente regulador indicaron que la devolución del crédito del FMI se hizo porque violó la Constitución Política del Estado. “Este préstamo fue registrado como reservas, lo que hizo que se inflara contablemente el nivel de éstas. No obstante, al ser una operación irregular y una vez devueltas al FMI, volvieron a los niveles reales”, aseguraron desde la entidad.

Pese al bajo nivel, Espinoza coincide en que las reservas en su conjunto alcanzan para cubrir seis meses de importaciones y la demanda interna de dólares.

El expresidente del BCB Juan Antonio Morales, sostuvo que el nivel de las reservas aún es aceptable, no obstante, advirtió que es necesario implementar medidas que ayuden a incrementar las exportaciones para que crezca el stock de divisas del país.

Dijo que, en 2020, las RIN se mantuvieron estables por la paralización de las importaciones a causa de la pandemia.

El especialista en finanzas, Jaime Dunn, explicó que el mayor riesgo de que las reservas sigan bajando, es que algunos sectores presionen para una devaluación para que los productos bolivianos sean más baratos en el exterior.

“Eso sería un error y terminaría creando inflación e inestabilidad económica en el país”, advirtió.

Para el especialista, la mejor forma de subir las reservas es estimulando la inversión extranjera, y la productividad de las empresas. Pero sobre todo disminuyendo las cargas tributarias y laborales al sector manufacturero del país.

LA CIFRA

4.890
MILLONES DE DÓLARES
A esta cifra llega el nivel de las Reservas Internacionales Netas (RIN), según datos del Banco Central de Bolivia (BCB)



Comentarios