Escucha esta nota aquí

Al primer trimestre de la gestión 2020 la cartera de créditos y depósitos se mantuvieron estables en el sistema financiero boliviano. Así lo refleja el último reporte de la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI), que también muestra que las utilidades de bancos, cooperativas y otras instituciones del sector cayeron hasta en 11,28%.

En cuestión de las captaciones o depósitos de los ahorristas, según el reporte al primer trimestre de 2020, llegaron a Bs 183.464 millones. Esto representa un 3,3% con relación a la misma gestión de 2019.

Del total de los depósitos un 50,5% fueron colocados a plazo fijo, un 29,4% en cajas de ahorro, el otro 17,5% está en depósitos en cuenta corriente.

Mientras la cartera de créditos creció un 5,3%, pasando de Bs 174.027 millones en el primer trimestre de 2019,  a Bs 183.250 millones a marzo de este año.

Dentro de la composición de los préstamos entregados al público, durante los primeros tres meses del año, un 29,4% (Bs 53.854 millones) fue colocado en microcréditos.

Los créditos de vivienda ocupan un 26,6% de la distribución de los préstamos, que representan Bs 48.744 millones de los recursos prestados por las financieras para la adquisición de viviendas.

El sector empresarial, dentro del trimestre captó un 21,4% de los recursos prestados por los bancos y otras financieras, lo que representa Bs 39.159 millones. Por otro lado, el crédito para la pequeña y mediana empresa (pyme) llegó a Bs 23.095 millones y el de consumo a Bs 18.393 millones.

Bajan las utilidades del sistema

Si bien los indicadores básicos del sistema son estables, las utilidades de las financieras se redujeron hasta un 11,28% con relación al anterior trimestre.

En marzo de 2019 las financieras reportaron utilidades por Bs 461 millones. Pero en el mismo periodo de este año las ganancias del sector llegaron a Bs 409 millones.

En detalle, los bancos reportaron Bs 361 millones de ganancias, mientras que las instituciones financieras de desarrollo registraron un rédito de Bs 22 millones. En ese orden, las cooperativas tuvieron utilidades por Bs 16 millones y las entidades financieras de vivienda llegaron a Bs 10 millones.