Escucha esta nota aquí

A pesar de que el municipio indicó de que no tendría que haber un incremento en el precio de los productos de la canasta familiar, se ha evidenciado de que en varios mercados y ventas de barrio ha habido una subida en algunos productos.

Las carnes, verduras y productos lácteos son de los más requeridos por la población y estos son los que han experimentado un incremento. Por ejemplo, el kilo de pollo que antes del paro costaba entre 10 y 12 bolivianos, ahora se comercializa entre Bs 20 y 24.

Esta variación de precios ha causado molestia en la ciudadanía que reclama un mayor control del municipio 'in situ' teniendo en cuenta que por el paro, ahora se hace más complicado llegar a los mercados para abastecerse.

La carne de res, de primera, varía en los mercados de entre Bs 37 a 39. Antes costaba 33. En los barrios llega a costar 45. 

Mientras que el kilogramo de tomate debería de costar 6 bolivianos pero es comercializado en 12 en los mercados y hasta 18 en las ventas de barrio.

La Alcaldía tiene habilitada una línea gratuita veci­nal que es 800-125700, para que se pueda denunciar la especulación.