Escucha esta nota aquí

Según el exministro de Desarrollo Económico, Óscar Farfán, es necesario impulsar las alianzas Alianza Públicas Privadas (APP) con empresas de primer nivel tecnológico, porque no se podrá encarar un desarrollo endógeno del litio en un país pequeño como Bolivia.

Farfán sostuvo que la APP son una sociedad de riesgo y ganancias compartidas. Con transferencia y desarrollo de conocimientos y habilidades en un mundo actual que es muy competitivo.

Para hacer negocios debes jugar en las ligas mundiales y debes hacer goles. Y tu equipo tiene que tener refuerzos externos que son las empresas con tecnología y experiencia”, comentó Farfán.

Bolivia tiene 21 millones de toneladas de litio y está considerada como la reserva más grande del mundo, en comparación a Argentina y Chile.

Los expertos Francesco Zaratti y Gustavo Navarro coincidieron con la exautoridad de que el desafío del nuevo gobierno haga realidad las alianzas público privadas, ya que es altamente peligroso que el desarrollo del litio esté en manos de unos burócratas del Estado.

Zaratti no ve con perspectiva una alianza con Argentina debido a que en la actualidad son empresas privadas las que explotan el litio en el país vecino.

Tiene que haber alianzas con empresas privadas. Así Bolivia puede volverse competencia para Argentina si se explotaran en serio nuestros salares de litio”, dijo Zaratti.

El secretario de Minería de la Gobernación de Jujuy, Miguel Soler, admitió que en la actualidad en esa provincia argentina, que posee reservas en los salares de Olaroz–Cauchari, tienen alianza con la empresa italiana del Grupo Seri.

Con esta alianza italo – jujeña, Jujuy busca dejar de ser una provincia con industria del litio extractiva para convertirse en un productor de baterías de celulares, automóviles eléctricos o electrodomésticos en la planta de Perico.

El analista Gustavo Navarro consideró la necesidad de agotar todas las opciones más serias con empresas de países con un avance tecnológico, como Japón, Alemania y otros.

En la víspera, el Comité Cívico de Potosí (Comcipo) rechazó el accionar del exvicepresidente, Álvaro García Linera, al punto de ser declarado enemigo, a través de una resolución, de ese departamento que posee la principal reserva de litio. Es la primera reacción oficial tras la noticia de que el exvicepresidente se habría reunido con autoridades argentinas para hablar sobre la explotación del litio del Salar de Uyuni.