Escucha esta nota aquí

Con un total de Bs 17, 8 millones, en Tarija se implementan las fábricas de reciclados de plásticos,  de producción de malla antigranizo, de tuberías para riego tecnificado y la de jugos y néctares de uva. A estos se agregan la reactivación de las fábricas de producción de té de manzanilla y harina de haba.

La secretaria de Desarrollo Productivo de la Gobernación tarijeña, María Lily Morales, afirmó que cuatro factorías se financiaron con dinero del Programa Solidario Comunal (Prosol) que aportaron los beneficiarios y una contraparte de la gobernación.

Morales precisó que  es el resultado palpable del Prosol que por primera vez  los trabajadores del agro priorizaron para organizarse en una alianza, a tiempo de resaltar que lo avanzando es parte de la gestión del gobernador Adrián Oliva.

El presidente de la Asociación de Productores Regantes de Uriondo, Higinio Castro, sostuvo que el sector destinó el dinero para implementar las factorías como Organizaciones Económicas Comunitarias que está sustentada en la Ley 338 aprobada en 2013.

Según Castro, ese instrumento legal les permite no solo producir y acopiar, sino incursionar en la industrialización.

A su vez, Morales hizo notar que, en el caso de las fábricas de té de manzanilla y harina de haba, reactivaron su implementación con recursos económicos de la Gobernación que invirtió más de Bs 500.000 en ambos proyectos.

Toda inversión en el área productiva, que se justifique y cuente con los estudios técnicos - económicos y legales es bienvenida en nuestro departamento para reactivar su economía. Se espera que se haya consensuado con el sector campesino, cuando se habla de diversificar la actividad productiva, resaltó el economista Víctor Hugo Figueroa.

Las fábricas están localizadas en las provincias Cercado, Méndez y Avilés.

Las factorías

De acuerdo con la Secretaría de Desarrollo Productivo de la Gobernación de Tarija, la inversión para llevar adelante el programa de industrialización se divide en la fábrica de reciclados de plásticos con una inversión de Bs 3,1 millones, entre la construcción y la adquisición de maquinaria.

La factoría destinada a la elaboración de malla antigranizo costará Bs 3,6 millones, entre infraestructura y maquinaria nueva. La fábrica de producción de jugos y néctares de uva, va a requerir un desembolso de Bs 4,5 millones.

A su vez, la factoría encargada de procesar tubos plásticos para el riego tecnificado demandará una inversión de Bs 5,6 millones. Por último, la procesadora de té de manzanilla y harina de haba demandará una inversión de Bs 500.000.

Comentarios