Escucha esta nota aquí

No hay duda de que la desaceleración económica y el aspecto político han influido de distintas maneras a todos los sectores empresariales y productivos este año. Siendo la telecomunicaciones una de ellas, aunque aún mantiene su dinamismo, debido al alto consumo en el servicio de voz, pero principalmente de datos, entre la población boliviana. 

De acuerdo al informe de la calificadora de riesgo, Pacific Credit Rating, a septiembre de 2019, Telecel (Tigo) alcanzó los Bs 771,6 millones ($us 110,8 millones) en el flujo generado por actividades de operaciones. Asimismo, su nivel de rentabilidad a septiembre de este año, (a 12 meses), fue del 75,39%, nivel menor con relación a septiembre de 2018 (89,97%), situación que se explica por un aumento más que proporcional de los costos, comportamiento atribuido a una mayor competencia en el mercado.

En cuanto al mercado, a septiembre de este año; Entel tiene una participación del 45,4%; Tigo un 37,6%; y Viva un 16,9%.

La calificadora de riesgo señala que el sector tiene flujos de ingreso estables debido a que es un servicio básico y masivo, siendo diciembre el mes, donde se percibe un récord de ingresos debido a mayor comunicación por las fiestas de fin de año.

Sin embargo, advierte que la telefonía móvil está sujeta a riesgos particulares del mercado que podrían incrementar sus costos, tales como “la importante competencia de la empresa estatal de telecomunicaciones, que puede repercutir en los precios de los servicios del sector, cambios en el marco regulatorio, modificaciones en las tarifas cobradas y licencias”. 

Balance de Tigo

Desde Tigo señalan que están satisfechos con los resultados obtenidos este año, siendo a nivel general un balance de gestión positivo, producto del plan de inversiones que les permitió conectar su red a través de 20.000 km de fibra óptica, además de diversificar el portafolio de sus servicios. 

“La apuesta por democratizar el acceso a la tecnología en Bolivia y el impacto positivo que tiene en nuestra gente, es lo que nos mantiene comprometidos y nos desafía a ser una compañía que busca excelencia en atención al cliente, en ofertas, en experiencia, en la calidad de los servicios”, dijo Pablo Guardia, gerente general de Tigo.

También comentó que de los cuatro millones de usuarios que tiene la compañía, más de la mitad navega en la red móvil 4G LTE. Además, que a la fecha un millón de hogares acceden a su red de internet fijo ilimitado.

Guardia adelantó que continuarán con la estrategia de la marca Tigo Business, que consiste en ser el aliado tecnológico de las empresas. Para ello, han fortalecido los cuatro anillos de redundancia de fibra óptica y cuatro salidas internacionales a través de las fronteras de Chile, Perú y Argentina. Y próximamente lanzarán su servicio de Data Center.

Un mercado competitivo

En tanto, la empresa Trilogy Inter national Partners, operador internacional de telecomunicaciones inalámbricas, señala en su informe que los ingresos consolidados de Nuevatel (Viva) hasta el tercer trimestre de este año, fueron de $us 158 millones, menor a los $us 182 millones del mismo periodo de 2018. También indica que en Bolivia la dinámica competitiva sigue siendo elevada, pero con fuertes indicios de estancamientos en la base de suscriptores de pospago. Además de resaltar que la inestabilidad política, producto de las elecciones generales, impactó negativamente a las actividades comerciales del país, haciendo que las ventas de la empresa se vean afectadas.

Por otro lado, la empresa resalta la adopción de la tecnología LTE de Viva, que se incrementó un 43% al tercer trimestre, cuando al mismo periodo del 2018, llegaba al 28%. Asimismo, ve con buenos ojos que la demanda de datos siga aumentando, casi duplicándose en la última gestión. Sin embargo, advierte que el precio de los datos continúa siendo afectado por las presiones competitivas en el mercado.

Mayor empresa del sector

Mientras que el reporte de la agencia de calificación, Moody’s, al primer trimestre de este año, indica que Entel es el principal proveedor de servicios de telecomunicación en el país, teniendo el 80% de sus ingresos en el segmento de voz e internet móvil. Es así que, para los 12 meses al 31 de marzo de 2019, la estatal reportó ingresos por $us 683 millones.

“La competencia tiene miedo, porque Entel viene por todo. Vamos a ser la primera empresa de telecomunicaciones en facturar más de $us 1.000 millones”, manifestó Elio Montes, gerente general de Entel, durante su discurso en el aniversario 54 de la estatal.

Servicio de datos prevalece

Jorge Antonio Nava, experto en telecomunicaciones, explicó que el servicio de telefonía móvil, no presentó este año desempeños eficientes, a pesar de que se introdujo la portabilidad numérica, que se esperaba promueva más competencia, aunque agrega que el sector sigue siendo el de mayores ingresos en la última década.

En ese sentido, Nava indica que la telefonía móvil se mantiene, por el crecimiento de las líneas en servicio, pasando de 6,5 millones en 2009 a 11,5 millones a septiembre de este año. Y los ingresos por el servicio de datos, que crecieron de Bs 417 millones en 2009 a unos Bs 5.476 millones el año pasado y proyecta que este 2019 el crecimiento sea de al menos un 5% con respecto a 2018.

En contrapartida, los ingresos por el servicio de voz, bajaron desde 2013, de Bs 5.031 millones a Bs 2.914 millones el año pasado y se espera que este año, esté por debajo del 2018, un 3% y 4%. “Si bien la cobertura en la telefonía móvil ha ido atendiendo las necesidades urbanas, perirubanas y en alguna medida rurales, aún es necesario continuar con el despliegue”, señala el experto.