Escucha esta nota aquí

Elon Musk, director ejecutivo de Tesla, tiene nuevos planes y cuando los anuncia paraliza, principalmente, a la industria tecnológica y a la automotriz. Si bien el magnate hizo público el inicio de la fabricación de un microprocesador 21 veces superior al actual, que permitirá que los vehículos de Tesla sean completamente autónomos en 2020, este es solo el primero paso. La compañía también reveló un segundo lanzamiento que será un servicio de taxis sin conductor.

Esto significa que las nuevas ‘bestias’ de la compañía estadounidense no solo estarán diseñadas a medida de una computadora de auto conducción completa -8 cámaras de visión, 12 sensores ultrasónicos y radar, según expuso la marca en Instagram-, sino que también estarán al servicio del público con un ingreso que amenaza a gigantes de la talla de Uber y Lyft.

Lo que toca, lo transforma

Robo-Taxi, así se llama esta especie de ‘Uber (valga la redundancia) sin chofer’ que el fabricante de vehículos eléctricos comenzará a ofrecer, según comunicó Musk en un encentro de inversionistas. Prestarán servicios en EEUU. Sin embargo, este génesis estará limitado dentro de ese país, a las regiones donde la legislación se lo permita.

Pero la visión de Musk y su gente va más allá y ya tienen más cálculos. La idea es que los clientes de la compañía pongan sus vehículos a disposición de Tesla mientras no los usen, ya que el manejo no necesita de un humano. En caso de no existir una oferta habría una flota propia de la compañía, cuyo costo por el servicio sería de 8 centavos de dólar cada 1,6 kilómetros recorridos.

Según el diario español El País, el ‘master plan’ augura que estos taxis robóticos tengan una vida útil de 11 años, recorrer más de 1,5 millones de kilómetros y generar $us 30.000 anuales, cada uno. En una primera etapa solo podrán participar los rodados Model S y Model 3. Tesla tomaría entre el 25 y el 30% de los ingresos de esos viajes, según Musk.

Uber y el transporte público

No obstante, Uber también apunta a la expansión para continuar con su crecimiento global. De acuerdo con la cadena CNN, el transporte público es el nuevo foco de la compañía que revolucionó la industria de los taxis.

En un comunicado, la corporación dejó entrever que su crecimiento depende de una mejor competencia con el transporte público, que identifica como un mercado de $us 1 billón en el que puede obtener una participación a largo plazo en los 63 países en los que opera. Y algo más: el nuevo rival directo de Tesla prevé ingresar a Wall Street y tendría un valor superior a los $us 90.000 millones, según expertos.

Tags

Comentarios