Escucha esta nota aquí

Tres obreros del disuelto Servicio Departamental de Caminos (Sedeca) iniciaron este lunes una huelga indefinida exigiendo que se deje sin efecto el cierre de esa entidad dependiente de la Gobernación de Tarija y la reincorporación a sus fuentes de trabajo.

Los huelguistas se encuentran cumpliendo la extrema medida en la puerta de ingreso del edificio central en la plaza Luis de Fuentes.

"Por ahora son tres compañeros y cada día se sumarán otros porque el cierre del Sedeca es una decisión arbitraria e ilegal por parte del gobernador Óscar Montes", afirmó el secretario ejecutivo del Sindicato de Trabajadores de esa entidad, Franz Ayarde.

El dirigente pidió a la autoridad a retomar el diálogo inconcluso de la anterior semana luego de que el lunes pasado se reunió con ellos y al siguiente día no acudió, pese a que él había fijado la hora.

Los trabajadores del exSedeca instalaron el primer piquete después de realizar una marcha de protesta en horas de la mañana de este lunes por el centro citadino de Tarija.




Mientras la Gobernación tarijeña apeló la resolución de la Dirección Departamental de Trabajo que notificó con una resolución de restitución del personal despedido de la entidad.

"Continuamos trabajando de manera normal como está previsto, el Sedeca ya no existe y la Dirección de Administración Vial es la que ahora está a cargo del mantenimiento de las carreteras en todo el departamento", dijo la secretaria de Obras Públicas, Sandra Zubieta.

La funcionaria exhortó a los trabajadores a cobrar sus indemnizaciones en la Unidad Liquidadora de la disuelta entidad de la Gobernación.



Comentarios