Escucha esta nota aquí

El Sindicato de Trabajadores Técnicos Aeronáuticos de la Administración de Aeropuertos y Servicios Auxiliares de Navegación Aérea (Aasana Santa Cruz) endurece las medidas de protesta con la toma simbólica de las oficinas de la regional Santa Cruz y el desacato a cualquier orden o directriz que provenga de la dirección general ejecutiva de la entidad, a cargo de Arminda Choque.

El sindicato acusa a Choque de no tener la capacidad de atender y gestionar el pliego de demanda sectorial que incluye 10 puntos, como la reducción de carga laboral y pago de horas extras diferidas desde 2020.

A decir del secretario ejecutivo de Fenta Aasana, Einar Roca, el sector acordó radicalizar las medidas de presión frente a la pasividad y falta de compromisos de las autoridades para atender su pliego de demandas. 

A la par de la toma simbólica de las instalaciones de Aasana en Santa Cruz, dijo que se continúa con los mítines y la huelga de brazos caídos hasta llegar al 1 de diciembre para dar paso al paro nacional indefinido en todos los aeropuertos del país. Dicha medida fue definida en un ampliado sectorial.

Hizo notar que las medidas serán escalonadas y que en el caso de las tomas de la regionales de Aasana, que hoy se lleva a cabo en Santa Cruz, se extenderán a las regionales de Trinidad (Beni), El Alto (La Paz) y Cochabamba. “Es una manera de protestar de los trabajadores porque las asociaciones de controladores, meteorólogos, comunicadores aeronáuticos han decidido desconocer y desacatar cualquier instructivo de la doctora Choque, a la que han declarado persona no grata”, dijo Roca.

En contacto telefónico, Choque indicó que es no es novedad que la dirigencia actual de Aasana utilice calificativos ofensivos para referirse a ella y a la gestión que encara. Insinuó que, desde que asumió el cargo recibió un hostigamiento de la dirigencia y algunos trabajadores, cuyo único propósito, a su criterio, es desprestigiarla y generar un clima laboral adverso.

Reiteró que debido el único camino para oxigenar la salud financiera de Aasana es un plan de restructuración de personal, incluyendo una reingeniería de perfiles acordes a la realidad actual de la empresa. “Veo que no hay conciencia en la dirigencia y algunos movilizados”, enfatizó Choque.

Comentarios