Escucha esta nota aquí

El inicio de la temporada de lluvias activa las alarmas del transporte pesado, los productores, exportadores, importadores y autoridades nacionales y regionales. ¿La preocupación? El estado de las carreteras que deben hacer frente a su peor enemigo: el agua.

En este escenario, desde la Cámara Boliviana del Transporte (CBT), indicaron que en lo que va de esta segunda quincena de diciembre sus afiliados ya reclaman por los problemas de transitabilidad en algunos tramos de la Red Vial Fundamental, que tiene una extensión de un poco más de 16.000 kilómetros.

Los problemas por deslizamientos y derrumbes de rocas afectan el tramo Potosí-Chuquisaca, mientras que en el trópico cochabambino, por las constantes precipitaciones pluviales, en la zona de Ivirgarzama y Villa Tunari los deslizamientos provocan desvíos y una circulación a menor velocidad.

Marcelo Cruz, dirigente del Trasporte Pesado de Santa Cruz, lamentó que no haya un programa serio de mantenimiento de las vías primarias, como de las secundarias.

Cruz hizo notar que los problemas se dan en el sur del país y en los tramos Santa Cruz, Cochabamba y La Paz. Precisó que hay preocupación sobre si los puentes de la carretera bioceánica que une Brasil con los puertos de Arica e Iquique están en buenas condiciones.

“Lastimosamente estos tramos son de alto tráfico, porque están en zonas productivas y comercialmente muy activas. Por eso, deberían estar en excelentes condiciones”, observó Cruz.

Juan Yujra, también del transporte pesado de Santa Cruz, remarcó que no solo hay problemas en algunos tramos de las vías primarias, sino también en las que son vecinales o secundarias y que están a cargo de los municipios y de la Gobernación cruceña.

Yujra sostuvo que en las últimas semanas ingresar hasta los centros productivos, en el norte y el este del departamento, es más complicado debido al mal estado de las carreteras -que por lo general son de tierra- y que no tienen un adecuado mantenimiento.

Rafael Riva, gerente técnico, de la Cámara de Exportadores de Santa Cruz, explicó que durante la temporada de lluvias los costos de transporte se incrementan debido a los problemas de tránsito y que para evitar aquello debería haber un mantenimiento integral de las vías tanto de la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC) como de las autoridades regionales, para no trabajar solo en obras de urgencia.

En Santa Cruz

David Germán Acebey, gerente regional de la ABC Santa Cruz, sostuvo que la carretera de la Red Vial Fundamental se encuentra en condiciones de transitabilidad, con precaución en algunos sectores, que por las fallas geológicas provocan inestabilidad y en estas épocas de lluvias se producen los
deslizamientos,
por el exceso de humedad en los taludes.

Los sectores críticos en los que recomiendan reducir la velocidad son: Quebrada de Urundaiti que está en la carretera a Camiri. Petacas, kilómetro 67, Chorro Viejo, kilómetro 70, Caja de Agua, kilómetro 82, La Negra, kilómetro 86, Lajas, kilómetro 90, La Cumbre, kilómetro 131 y El Chinal, kilómetro 209, carretera a los Valles cruceños.



Comentarios