Escucha esta nota aquí

El presidente de la Cámara Boliviana del Transporte Pesado, Alfredo Borja, informó que el sector decidió respetar y acatar el paro cívico convocado por autoridades cívicas que exigen la realización de una auditoría al proceso electoral del pasado 18 de octubre.

Cabe recordar que estas elecciones fueron ganadas por Luis Arce Catacora, candidato por el Movimiento Al Socialismo (MAS) con un 55% de los votos. Sin embargo, sectores como el Comité Cívico pro Santa Cruz, exigen la anulación del proceso electoral, al existir supuestos indicios de fraude.

Además, piden la realización de una auditoría y la restitución de los dos tercios en el reglamento de debates, tanto en la Cámara de Diputados y Senadores, que fue anulado por los legisladores salientes del MAS.

En este contexto, Borja, señaló que entienden la importancia de las demandas y decidieron acatar y tolerar la medida de presión.

“No es justo que se cambien las reglas de juego, solo porque el próximo Gobierno no tendrá el control de los dos tercios en la Asamblea. Nosotros hemos analizado la situación y nos hemos declarado en emergencia”, dijo el transportista.

Por otro lado, el dirigente sostuvo que es necesario que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) realice una auditoría al proceso electoral para dar certidumbre a la población.

Sobre los puntos de bloqueos, dijo que más de 1.000 unidades se vieron afectadas por los bloqueos. Señaló que uno de los puntos más críticos es Montero.

“Hemos tolerado esta medida porque sabemos lo significa la actual situación”, añadió el dirigente.

Sostuvo que, a escala nacional, se han realizado pronunciamiento a favor en Cochabamba y La Paz.