Escucha esta nota aquí

Sin acuerdo. A pesar de mantener reiteradas reuniones entre el Gobierno y representantes del transporte público, todavía no se llegó a un acuerdo sobre el pedido del sector para la ampliación del periodo de gracia en el pago de créditos bancarios que es de cuatro meses y que para los choferes del país es insuficiente y por eso demandan que sea no menor a los seis meses.

Ante los estériles encuentros, Ismael Fernández, secretario ejecutivo de la Confederación de Choferes de Bolivia, reiteró que las medidas de fuerza siguen en pie y que el martes se realizará un paro nacional por 24 horas. 

La medida contempla el bloqueo de carreteras del país dentro y fuera de las ciudades y que si no hay una respuesta a sus demandas, la medida se irá extendiendo hasta volverse indefinida.

Fernández, resaltó que para que tenga algún efecto la ampliación en el pago de los créditos financieros diferidos el plazo mínimamente debe ser de seis meses, ya que de acuerdo con sus cálculos, tres meses se destinarán a las vacunas, dos meses a una lenta reactivación y recién en un mes más habrá cierto equilibrio en los ingresos de los choferes.

El dirigente, a pesar de no lograr un acercamiento con las autoridades gubernamentales, sostuvo que asistirán al encuentro programado para este lunes.

Mario Guerrero, secretario general del sindicato de Transportistas de Santa Cruz, indicó que, este lunes desde las 10:00, se reunirán con los presidentes de todas la líneas de transporte público del departamento para definir el paro y bloqueo del martes 12 de enero.

Nueva reunión

El ministro de Economía y Finanzas Públicas, Marcelo Montenegro, informó que su despacho convocó a todos los dirigentes del transporte público del país a una reunión general para explicarles nuevamente los beneficios y alcances de la reprogramación, refinanciamiento y periodo de gracia de los créditos financieros que fueron diferidos por causa de la pandemia Covid-19.

El encuentro  fue convocado para este lunes, a las 16:00, en instalaciones del Ministerio de Economía. Para ello, se cursaron notas a los dirigentes del transporte sindical, con el objetivo de encontrar consensos en la aplicación del periodo de gracia y la reprogramación de créditos.

La Confederación de Choferes plantea un periodo de diferimiento de pagos de créditos por seis meses y amenaza con un paro nacional el martes. 

Ante ese pedido, el ministro Montenegro les explicó que no es viable acceder a un nuevo diferimiento de créditos, porque se pondría en riesgo la estabilidad del sistema financiero, de los ahorristas y de la población en general.

"Ir a un diferimiento, en el fondo, hace que el sistema financiero no tenga la liquidez para seguir prestando, sería como la sangre que no circula bien y genera el peligro de la gangrena, el refinanciamiento propuesto es una medida adecuada", enfatizó Montenegro.

Perjuicio

El ministro convocó al sector movilizado para que reflexione y no genere más perjuicio económico con la paralización de actividades e hizo notar que el paro le hace daño al propio transporte y es un autoflagelo a los ingresos del propio transportista.

 Son medidas apresuradas, estamos en el margen de tiempo para llegar a solucionar el problema y tengo la confianza de que así lo vamos a hacer”, reiteró Montenegro al convocar nuevamente a la dirigencia de los transportistas a la mesa de diálogo.

Instrucción a la banca

La Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI) instruyó a la banca a redoblar sus esfuerzos para que los agentes de crédito puedan atender de forma oportuna a las personas que pasen por las agencias a objeto de reprogramar su crédito.

"Tenemos quejas de los bancos porque no hay atención rápida, estamos tomando medidas para la atención rápida, una de ellas es un formulario, en caso que les nieguen una reprogramación o refinanciamiento se va a tener que explicar el porqué del rechazo", acotó Montenegro.

Los prestatarios deben acudir a sus entidades financieras a negociar la reprogramación, mientras no se dé este proceso de negociación, la banca no les cobrará su cuota de crédito, precisó Montenegro.

El 2 de diciembre de 2020, el Gobierno promulgó el decreto 4409 de reprogramación y/o refinanciamiento de créditos, posteriormente, el 5 de enero, mediante resolución 32021, la ASFI otorga un período de gracia de cuatro meses a los créditos diferidos.

Comentarios