Escucha esta nota aquí

La reactivación del ramal ferroviario Arica-La Paz no tiene paz, pues la locomotora estacionada en Viacha (La Paz) a la espera de la soya cruceña no podrá movilizarse, debido a que en Cochabamba se instalaron dos puntos de control (Pirque y Siticollo) por transportistas, que impiden a los camiones que llegan desde Santa Cruz cargados con soya, seguir con el viaje. Se les obliga volver de donde salieron.

Alfredo Borja, presidente de la Cámara Boliviana del Transporte (CBT), sostuvo que la medida es en respuesta a una decisión de Ferroviaria Andina en la que no se los tomó en cuenta y más en un contexto donde el flujo de carga es menor.

Borja desmintió versiones que indican  que hay un exceso de carga en Arica y que los camiones bolivianos no pueden transportar mercadería, haciéndose necesario el ferrocarril.

“Es una mentira que se trate solo de una prueba técnica, ya Ferroviaria Andina tiene previsto transportar más de 5.000 toneladas. Por algo hicieron fuertes inversiones. Quieren transportar todo tipo de carga”, sostuvo Borja.

El dirigente adelantó que este miércoles tendrán un encuentro nacional para abordar el tema y fijar una posición del sector que demanda la creación de un Comité Nacional de Logística de Transporte, para tratar el problema de manera integral”, sostuvo Borja.

También aclaró que la carga que se encuentra en Viacha no será transportada a Oruro como medida de protesta.

Al respecto, desde la Cámara de Exportadores, Logística y Promoción de Inversiones (Cadex) reiteraron su preocupación por la actitud asumida por el transporte pesado y sus medidas de presión en rechazo de la puesta en funcionamiento del tramo ferroviario Arica-La Paz.

La Cadex considera que ambos modos de transporte, tanto ferroviario como carretero, son complementarios y la carga de comercio exterior del país va a continuar utilizando los camiones para acceder a los puertos del océano Pacífico y del Atlántico, por lo que el transporte carretero continuará con su trabajo.

Antonio Gallardo, presidente de la Cámara Nacional de Despachantes Aduaneros, sostuvo que, como operadores de comercio exterior, apoyan la reactivación del corredor férreo Arica–El Alto–Oruro y celebra que los esfuerzos de los Estados de Bolivia y Chile, sumados a las inversiones de las empresas concesionarias de ambos tramos ferroviarios, rindan sus frutos en beneficio de la competitividad y eficiencia de las exportaciones e importaciones.

Gallardo indicó que no es comprensible la postura de los sindicatos y asociaciones de transporte internacional pesado que realizan bloqueos y ponen obstáculos a las operaciones de transporte ferroviario recientemente activado.

Comentarios