Escucha esta nota aquí

El Ministerio de Economía salió a tratar de apaciguar una nueva polémica. Mediante un comunicado de prensa esta cartera de Estado aclaró que el anteproyecto de "Ley del Oro de Producción Nacional destinado al Fortalecimiento de las Reservas Internacionales “no incluye ningún acápite referido a sanciones de cárcel por difundir información errada del BCB”.

En la víspera el economista Gonzalo Chávez denunció, a través de su cuenta Facebook, que en una disposición adicional de la norma se establecía sanciones penales para quienes difundan opinión y análisis de economía contraria a la del gobierno del presidente Luis Arce Catacora.

De forma concreta esta disposición ordena tipificar la especulación y/o difusión errónea de las operaciones del BCB, como delito contra la economía nacional. Incluso se establecen penas de entre cinco y diez años.

“Con esta posible norma, que el gobierno busca implementar en Bolivia, economistas de espectros tan diferentes como Paul Kraugman o Milton Friedman, estarían presos”, dijo el economista en su red social.

Luego añadió: “Así que la próxima vez que alguien se atreva a decir que la expansión monetaria va demasiado rápida o la tasa de interés debería reducirse o las reservas internacionales están muy bajas - todas afirmaciones interpretativas o especulativas para otros - puede estar sujeto a 5 o 10 años de cárcel”.

Tras negar esta acusación, el Ministerio de Economía y Finanzas sostuvo que el anteproyecto de ley “es un documento público, de conocimiento de todos los asambleístas y al que también pueden acceder los medios de comunicación”.

En reiteradas ocasiones Chávez observó la política económica del actual gobierno. Recientemente dijo que con esta ley la administración estatal pretende vender el oro de las reservas internacionales del BCB.

La anterior semana, el presidente Luis Arce Catacora informó que envió al congreso un anteproyecto de Ley que permita al BCB comprar oro para fortalecer las Reservas Internacionales Netas (RIN).

En la actualidad el país registra una drástica reducción de la RIN, que hasta fines de mayo llegó a 4.887 millones de dólares, De esta cantidad, solo 1.980 está en efectivo y el resto en oro.

“En una democracia el Banco Central tiene que ser totalmente transparente con su información y por supuesto, sujeto a críticas interpretaciones diferentes e inclusive lecturas diferentes de los datos. Si alguien opina diferente o especula con alguna proyección o interpreta de manera diferente un resultado, corresponde al Banco Central aclarar y contra argumentar la crítica o mala interpretación”, dijo Chávez.

Comentarios