Escucha esta nota aquí

El Ferrocarril de carga de Arica a La Paz (FCALP), que salió de Chile con 16 carros, llevando 422 toneladas de bobinas de fierro, ya las entregó a la empresa Ferroviaria Andina (FCA) en Oruro, y luego se dirigió a Viacha, en La Paz. 

Allí permanecerá a la espera de las más de 400 toneladas de soya que llegarán estos días desde Santa Cruz en camiones, según datos de los responsables. La soya tiene como destino final Perú, Ecuador y Colombia.

Esta prueba técnica con carga real hacia Bolivia, en el tramo chileno del tren binacional, tiene como objetivo evaluar la posibilidad de retomar el intercambio comercial ferroviario entre ambos países, luego de 16 años de la suspensión de operaciones.

La prueba técnica consideró un trazado total de 616 kilómetros desde Arica hasta Bolivia, 205 kilómetros en el tramo chileno y 411 en el país vecino, con carga de más de 400 toneladas de bobinas de fierro que arribaron el lunes 3 al Puerto de Arica, procedentes de Brasil.

El ferrocarril Arica-La Paz volvió a operar después de 16 años, travesía que las autoridades chilenas marcaron como un hito histórico, y que autoridades bolivianas de los municipios por donde pasa destacaron como parte de su reactivación económica. 

Si bien el empresariado boliviano celebró la noticia, esta encontró oposición en el transporte pesado, que salió con sus unidades y cerró el paso en la autopista de la sede del Gobierno. Los dirigentes alertaron que tendrían menos cantidad de carga a transportar, lo que afectaría sus ingresos y los dejaría sin trabajo

Antecedentes

La reactivación de este tramo es el resultado de dos años de gestión entre el Ferrocarril de Arica a La Paz (Fcalp), la Empresa Portuaria Arica (EPA) y Ferroviaria Andina S.A.

Cynthia Aramayo, gerente general de Ferroviaria Andina explicó que, al negociarse el Tratado de Paz y Amistad de 1904 con Chile, se tuvo en consideración la conectividad de Bolivia con el mundo. En tal sentido, el artículo III del acuerdo dispuso que el país vecino construiría un ferrocarril para unir el puerto de Arica con El Alto de La Paz.

“Pero debido a diversas circunstancias, ese tramo dejó de operar hace 16 años y hoy lo reactivamos. Esto ocurre en este año en el que celebramos nuestras bodas de plata”, dijo Aramayo.

La ejecutiva detalló que después de dos años de negociaciones entre EPA, junto al concesionario TPA S.A. (Terminal Puerto de Arica S.A.) y una alianza público-privada y con el concesionario de EFE (Empresa de Ferrocarriles del Estado) que administra el tramo Arica-La Paz, sería posible la realización de esta prueba técnica y luego la reactivación del servicio ferroviario en condiciones comerciales aceptables.



Comentarios