Escucha esta nota aquí

La construcción del tren metropolitano de Cochabamba no tenía financiamiento externo. Así lo aclaró el exviceministro de Transporte, Julio Linares, después de que el nuevo ministro de Obras Públicas, Édgar Montaño, asegurará que el anterior Gobierno paralizó la obra pese a tener recursos del exterior para financiarlos. Además, la exautoridad dijo que la obra tenía una deuda Bs 400 millones con la empresa constructora.

El ministro Montaño aseguró que va a pedir una auditoría de las obras de este proyecto para determinar los motivos de su paralización.

“El señor ministro debería ser asesorado porque este proyecto tiene un valor de más de Bs 3.100 millones, cuyo financiamiento está cargado al Tesoro General de la Nación (TGN). Así lo aprobó el Ministerio de Obras Públicas y de Economía en 2017”, señaló.

Para Linares, el presupuesto contemplando por el Gobierno del expresidente Evo Morales, que aprobó este proyecto, fue exagerado porque desde 2014 los ingresos del Estado comenzaron a disminuir.

Fue irresponsable haberle cargado al TGN este proyecto; sabiendo que iban a tener problemas en los siguientes años con el déficit fiscal”, remarcó.

Además, sostuvo que el Gobierno de transición recibió este proyecto con una deuda a diciembre de 2019 de dos planillas, que sumaban Bs 400 millones.

 “Esto ha sido complicado de manejar porque había un hueco de más de Bs 18.000 millones que nos heredó la administración del MAS”, señaló.

Linares agregó que tras la llegada de la pandemia, las prioridades de la anterior administración fue priorizar los problemas sanitarios.

La exautoridad sostuvo que se dejaron más de 100 cajas “llenos de informes de más de 300 hojas, y del Tren Metropolitano que deberían ser auditado, porque fue adjudicado en solo 18 días, ha sido el proceso más eficiente”.

Será entregado en 2021

A decir del ministro Montaño, el responsable de los retrasos en los pagos fue el Gobierno de transición que dejó pendiente tres boletas de pagos de los proyectos.

 “Por estos retrasos de pago de planillas a la constructora, ahora vamos a prolongar hasta finales de 2021. Por eso es que el Ministerio de Obras Públicas y el de Economía hemos hecho un trabajo conjunto para desembolsar las planillas que se deben”, manifestó Montaño.

Sin embargo, según Linares, nunca se paralizaron las obras porque “siempre se negoció lo mínimo posible para que no se paran las obras”.