Escucha esta nota aquí

Muchas dudas y susceptibilidades se generaron en torno a la renuncia de tres directores del Banco Central de Bolivia (BCB) durante las últimas semanas. Ante estos hechos, la entidad reguladora salió a aclarar lo que considera “una información descontextualizada y malintencionada”. Además, negó cualquier tipo de desbande dentro del ente emisor, principal responsable de la política monetaria del país.

Recientemente el periódico Pagina Siete informó sobre la renuncia de al menos tres directivos del ente emisor. Esto hizo que surgieran varios comentarios en redes sociales sobre los motivos que llevaron al alejamiento de estas personas.

El empresario y líder político, Samuel Doria Medina, a través de sus redes sociales observó estos cambios que, según él, generan instabilidad y pidió orden en el ente emisor.

“¿Qué está pasando en el Banco Central? No es normal que se presente tal inestabilidad: renuncia vicepresidente del Banco y su gerente general al mismo tiempo. Renuncia otro director. La principal institución de la economía necesita orden y previsibilidad”, publicó el empresario en sus redes sociales.

En su columna de opinión el periodista, Humberto Vacaflor señaló que las renuncias se han generado pocos días después de que el MAS hiciera conocer sus estatutos internos, donde se lee que el artículo 67 dispone que todo empleado público necesita ser militante de ese partido y contar con su carné de afiliación, además de aportar.

Comunicado

Ante la ola de comentarios que hablaban de un desbande de hasta 14 directores, mediante un comunicado oficial, el BCB señaló que “ante la circulación de información descontextualizada y malintencionada en relación a ex personal directivo y ejecutivo de este ente emisor” aclaró que “el exdirector Darwin Ugarte, renunció al BCB en el mes de junio de este año por motivos de salud”.

En esa línea, sostuvo que el exgerente general, Rubén Ticona, renunció a finales de septiembre por motivos de índole personal.

Por último, desde el ente emisor señalaron que el exdirector, Rafael Boyán, fue sustituido en el marco de la Resolución Suprema 27607 de 4 de octubre de 2021, por Óscar Ferrufino Morro, posesionado en el cargo el 7 de octubre del año en curso.

“En este sentido, el BCB desmiente toda información falsa y tendenciosa, que intenta dañar innecesariamente la imagen del ente emisor. El BCB está comprometido con la estabilidad y el desarrollo económico y social del país”, señala el comunicado.

Mala señal

El expresidente del BCB, Juan Antonio Morales, señaló que este tipo de cambios generan desconfianza y susceptibilidad dentro del ámbito económico. Esto debido a que el ente emisor es el responsable de dar estabilidad a la política monetaria del país.

Si bien el Banco Central dijo que el alejamiento de los ahora exdirectores se debió a asuntos estrictamente personales, Morales infirió que pueden existir discrepancias en el ente emisor a la política monetaria que lleva adelante el gobierno del presidente Luis Arce Catacora.

Precisó que esta política es la misma que siguió el presidente Evo Morales, que se basó en hacer que el BCB otorgue crédito a las empresas estatales, aspecto que está prohibido por ley.

Róger Banegas, exdirector del BCB, sostuvo que este tipo de cambios son señales de inestabilidad al interior de la entidad.

“El Banco Central debe dar buenas señales porque su rol principal es dar estabilidad, entonces esto (las renuncias de directores) demuestra que hay problemas de comunicación”, sostuvo.

Por último, señaló que lo que hay que buscar es generar la institucionalidad del ente emisor.

Comentarios