Escucha esta nota aquí

El presidente del Tribunal Supremo Electoral, Salvador Romero, garantizó que la empresa inglesa Reckon Digital entregará a tiempo el software que el ente electoral adquirió para la Transmisión de Resultados Preliminares (TREP) y el recuento oficial de las elecciones generales del 3 de mayo.

Esta firma reemplazará a Neotec, a la que la Fiscalía indaga dentro del presunto fraude del pasado 20 de octubre. Romero explicó que el TSE definió la compra de un programa que ayuda al procesamiento de la información estadística, que recibirá los resultados preliminares y se utiliza para realizar el cómputo, pero específicó que será enteramente administrado y de propiedad del ente electoral.

El TSE definió los términos de referencia del producto que necesitaba, explicó Romero y dijo que el proceso administrativo de la licitación fue llevado adelante por las Naciones Unidas.

Reckon Digital trabaja en coordinación con el TSE “que delegó funcionarios hasta el Reino Unido para supervisar todo el trabajo de elaboración del programa informático”, manifestó.

Quedan menos de dos meses para la elección. “Los procesos son cortos pero tenemos la garantía a través del contrato que el desarrollo del programa estará a tiempo para el proceso electoral”.

Indicó que será sometido a “todas las pruebas tecnológicas que se estilan, que son indispensables para tener un sistema tecnológico sólido”. El software que utilizó la empresa Neotec fue penetrado y por eso observado. “Es un programa distinto, que se está desarrollando desde base cero, a través de esta compañía”.

No quiso comentar el costo, y se limitó a decir que todo está cubierto por la cooperación.

El gerente de la empresa Ethical Hacking, Álvaro Andrade, explicó que “es posible hacerlo, en la medida de la capacidad de los desarrolladores que tenga esta empresa inglesa, de la que no tengo referencia”.

Aseguró que montar una aplicación móvil para la transmisión de resultados no es muy moroso, “pero lo delicado es hacerlo con todos los controles de seguridad necesarios, eso es lo que demora. Si es que es vulnerable, eso saltará en la auditoría”, manifestó.

Precisamente Ethical Hacking auditó las elecciones del año pasado. Recordó que la empresa Neotec cambió de servidor y redirigió todo el tráfico del Sereci, que tenía más de 130 operadores a un servidor que no estaba dentro del rango de monitoreo, y eso generó una alerta muy crítica.

Explicó que el servidor estaba en una nube, pero se trataba de una IP que no estaba consignado dentro de la auditoría.

“Presionamos la alerta, ahí fue cuando bajó la Sala Plena, Neotec, hubo la discusión y cortaron el TREP”. Complementó que ese servidor estaba alojado en la nube de Amazon. El experto aconseja que “para las siguientes elecciones no deben contratar proveedores que operen fuera del país, porque el momento en que salta una alerta, por más TSE que sea, no tiene jurisdicción en EEUU, ese es el problema”, acotó.



Comentarios