Escucha esta nota aquí

El tercer trimestre del año confirma la tendencia de 2020 para los resultados de Uber: su división de repartidores sigue siento una tabla salvavidas para la tecnológica. Que, aun así, sigue perdiendo dinero, reportó el portal Hipertextual.

La compañía acaba de presentar sus cifras para el tercer trimestre del año, lo que supone unas pérdidas de $us 5.799 millones entre enero y septiembre ¿Grandes números rojos? La realidad es que, aun teniendo en cuenta que Uber –como el resto de empresa del planeta– se ha tenido que enfrentar al parón por la pandemia, los datos se sitúan un 22% menos respecto al mismo periodo del año pasado.

Con relación a los ingresos en los resultados de Uber, la compañía de movilidad ha visto una reducción considerable de sus cifras. De los $us 10.078 millones de los tres primeros trimestres de 2019, ha pasado a $us 8.913. Lo que implica pérdidas para los accionistas en bolsa de la tecnológica, ahora mermada por la pérdida de su modelo de negocio principal.

Sin embargo, hay luz al fondo del túnel. Si bien es cierto que el transporte de pasajeros se ha desplomado un 53% a escala mundial, el negocio de entrega de comida a domicilio ha crecido un 125% con respecto a 2019. El año de la pandemia es, sin duda, el año del delivery.

Algo que ya quedó demostrado en la presentación de cuentas del primer trimestre de 2020. Tanto así que, en mitad de la vorágine de confinamientos y restricciones de movilidad, Uber se lanzaba al mercado de las compras adquiriendo Postmates en Estados Unidos. Su objetivo: ponerse a la cabeza de un sector creciente y dominante. También vital para su supervivencia.