Escucha esta nota aquí

Este año se cumplen 100 años de la presencia de las escuelas de los hermanos La Salle en Bolivia, fecha que coincide con su Año Jubilar. El responsable de esa obra educativa en Bolivia, José Antonio Diez de Medina, dialogó con EL DEBER.

 ¿Qué significa un Año Jubilar para La Salle?

Es un año jubilar que el papa Francisco ha decretado y este es muy específico para los hermanos La Salle, porque el 7 de abril de 1719 murió San Juan Bautista La Salle, hace 300 años. También es un momento de regocijo, es un peregrinaje, que significa hacer bien al prójimo, hacer acciones sociales de colaboración, y todos los centros estamos en eso.

¿Qué actividades tienen previstas?

En Bolivia tenemos una doble fiesta, el Año Jubilar y los 100 años de la llegada de los hermanos al país, un 16 de diciembre de 1919, a La Paz. Del 20 al 22 de junio habrá un encuentro de jóvenes de todos los colegios lasallistas del país para participan de un foro de discusión utilizando los mecanismos de las Naciones Unidas sobre la temática lasallista. Del 2 al 4 de julio se va a hacer el congreso nacional lasallista, en Cochabamba. A fin de año vamos a concluir con una ceremonia el16 de diciembre.

¿Qué legado reciben los estudiantes en sus aulas?

Reciben un triple legado. El primero es la excelencia que caracteriza a los colegios La Salle. El segundo, es la formación humana, cristiana en valores y en principios; y tercero, es la idea de hacer el bien al prójimo, de servicio social y cooperación.

¿Cómo se reinventa la educación en La Salle respecto al uso de nuevas tecnologías?

Vemos que en internet hay muchas facilidades, sobre todo los profesores de los cursos superiores están trabajando con proyectos para la casa. Ese recurso es una excelente biblioteca. Aún no hemos llegado a la experiencia que hay en algunos colegios La Salle de EEUU, donde les dan iPad y ahí están los textos, trabajos y la comunicación, pero estamos en camino; aunque por otro lado también está el mal uso de las redes sociales.

¿Cómo lidian con el choque generacional en el uso de la tecnología en la educación entre profesores y alumnos?

Puedo decir que es un problema grande. Nuestra responsabilidad con los profesores es hacerlos amigos de la tecnología y que la utilicen en las clases de diferentes maneras. En los colegios si bien no hay un sistema de internet wifi para todos, sí hay pequeños módems que pueden utilizar los profesores para bajar algunos artículos y comunicarse de mejor manera con los estudiantes.

¿Cuáles cree que son los principales desafíos para los educadores en este tiempo?

El maestro lasallista se tiene que caracterizar como una vocación, como un llamado, por ello tiene que tener un compromiso por hacer el bien a los jóvenes; el gran trabajo es tener maestros que enseñen con su ejemplo a ser buenas personas.

¿Y las prioridades de la educación lasallista?

La primera es trabajar en la formación permanente de los maestros (hermanos y docentes). Hoy día en Bolivia tenemos cerca de 800 maestros y una treintena de hermanos, entonces el peso fuerte de la educación está en los seglares, por eso la formación permanente es muy importante. En segundo lugar, están las relaciones humanas con los estudiantes. Para nosotros un estudiante no es una cara más, un apellido, un nombre, sino es una persona que la vemos como un hijo de Dios, y en ese sentido tenemos que tratarlo. Lo otro es la formación en valores.

Quienes pasan por sus aulas, ¿tienen que ser católicos?

No necesariamente. Acá en Bolivia, calculo que un 90% es católico, además de algunas denominaciones evangélicas; lo que sí les pedimos es que respeten porque los colegios La Salle son comprometidos con la Iglesia católica. En cambio, en Asia tenemos colegios donde apenas el 3% de los alumnos es católico, pero gustan de La Salle porque comunica valores, fraternidad y de colaboración al prójimo.

¿Cuántos profesores y alumnos tiene La Salle?

Hay como 1.000 escuelas, entre inicial, primaria, secundaria y universidades, y aproximadamente un millón de estudiantes, de los cuales una cuarta parte son estudiantes de universidad; los maestros son cerca de 90.000 y hay 3.600 hermanos. En Bolivia, estamos en siete departamentos, con un plantel de unos 700 profesores, 35 hermanos y 18.250 alumnos.

Tags

Comentarios