Escucha esta nota aquí

 Marco Curi 

El ministro de Economía, Marcelo Montenegro, rechazó la crítica de Samuel Doria Medina al mensaje presidencial del 22 de enero y le pidió que diera cifras diferentes de las que hizo conceder el presidente Luis Arce. Roberto Moscoso, secretario ejecutivo de Unidad Nacional, respondió a esta alusión: “El ministro de Economía nos reta a ‘presentar cifras’ de la crítica de Samuel al discurso del presidente. Le daremos una: más de 200.000 niños tienen que trabajar y la tendencia de ocupación infantil es ascendente”.

Otras cifras que el político opositor presentó -como reflejo de la crisis económica que atraviesa el país- y que en particular afecta a los más pobres, fueron las siguientes: "Más del 50% de los hogares bolivianos que tiene dos o más niños son pobres". 

Este resultado y el del trabajo infantil, según Moscoso, están marcando el futuro del país con el signo de la incertidumbre.

“Además, el 70% de los niños perdió dos años de escolaridad, 2020 y 2021, por falta de acceso a internet. Si sumamos las tres cosas, la verdad es que el país ha sufrido un golpe durísimo a mediano plazo, y es una pena que el Gobierno no quiera siquiera admitirlo y mucho menos esté haciendo algo por remediar esos temas”, señaló.

El debate se produjo a raíz de la afirmación de Arce de que la pobreza extrema en 2021 había disminuido hasta un 11%; es decir, era menor que en al gestión 2019.

 Inmediatamente después de que el presidente dijera esto en el aniversario del Estado Plurinacional, Doria Medina tuiteó “Arce dice que la pobreza se redujo con respecto a 2019. La cifra la obtuvo de una encuesta del INE, cuestionada por los especialistas para medir el impacto de la pandemia. Si hablara con la gente, sabría que el país se ha empobrecido y ganarse la vida es más difícil hoy que antes”.

Posteriormente, Doria Medina explicó que la encuesta de hogares del INE es una investigación sobre los ingresos en un solo momento breve y, por lo tanto, “no capta las múltiples y a menudo abruptas variaciones de la situación laboral de las personas que trabajan en la informalidad. Estas personas ganan algo algunas semanas y luego no ganan nada por un tiempo”, señaló.

Por eso, señala que el método de la encuesta discontinua fue cuestionado por los especialistas por sus resultados con respecto a 2020, el peor año de la pandemia. Según el INE, en ese terrible momento la pobreza aumentó levemente. Tuvo un solo punto porcentual de incremento.

“La cifra de la pobreza extrema que ha dado Arce es ‘mágica’”, explicó Doria Medina. Nadie entiende cómo disminuyó del 15% en 2019 al 11% en 2021, con el peor año económico de tres décadas en el medio. La magia de la…propaganda”, concluyó el político y empresario.

Destacó que las cifras oficiales son misteriosas, cómo señala el economista académico más prestigioso de Bolivia, Juan Antonio Morales, quien observó que en 2021 la inflación fuera del 0,9% cuando se supone que hubo un crecimiento del 6% y expansión monetaria.

“Lo normal sería que la movilización de liquidez que el Gobierno ha informado trajera un mayor alza de precios. No está clara la causa de la baja inflación, hay varios factores que considerar, pero puede deberse a imprecisión o exageración propagandística de las cifras de crecimiento, igual que las de la pobreza”, subrayó Doria Medina.

Comentarios