Escucha esta nota aquí

En una conferencia de prensa, un sector del transporte confirmó el paro de 48 horas que comenzará desde las cero horas de este martes, 19 de enero. La medida será a escala nacional, y exige ampliar el diferimiento de los créditos bancarios por seis meses más.

La dirigencia del sector rechazó el acuerdo firmado la anterior semana entre el Gobierno y una parte de este gremio, que establecía un periodo de gracia de hasta seis meses, para todos los prestatarios.

El año pasado, los pagos de los créditos fueron postergados hasta diciembre de 2020 y debían ser retomados en enero de 2021. Sin embargo, varios sectores no pudieron reactivarse luego de la crisis generada por el coronavirus.

Ismael Fernández, secretario Ejecutivo de la Confederación de Choferes de Bolivia, sostuvo que este acuerdo fue firmado por organizaciones marginales del sector que no representan ni el 40% de todos los afiliados a las diferentes organizaciones federadas.


Dijo que el acuerdo que quiere imponer el Gobierno, que establece un periodo de gracia, resulta perjudicial para el sector. Detalló que una vez terminado el periodo de seis meses, los prestatarios tendrán que pagar los créditos acumulados en ese tiempo en cuotas que será prorrateadas.

Para el dirigente, esto perjudica al transportista porque tendrá que pagar más. 

Según Fernández, un diferimiento establece congelar las cuotas e intereses, sin que el prestatario entre en la central de riesgo, o su historial crediticio se vea afectado en el futuro.

El dirigente aseguró también que el Gobierno no atendió las otras demandas, como la ampliación del SOAT y el mantenimiento de las carreteras, que están intransitables.

Fernández aseguró que están dispuestos a dialogar con el Gobierno para encontrar una solución, pero aseguró que la medida de presión continuará.

Comentarios