Escucha esta nota aquí

Unilever reemplazará el 100% del carbono derivado de combustibles fósiles presente en las formulaciones de sus productos de cuidado del hogar por carbono renovable o reciclado proveniente de las plantas, el aire, residuos y fuentes marinas para 2030, en el marco de su estrategia de innovación 'Futuro Limpio', que propone cambios radicales en el diseño, fabricación y envase de esos productos.

La mayoría de los productos de cuidado del hogar contienen sustancias químicas hechas a partir de insumos de combustibles fósiles, una fuente de carbono no renovable. Éstas constituyen la mayor proporción de la huella de carbono (46%) en todo el ciclo de vida del producto. Una de las formas para que Unilever reduzca la huella de carbono de algunas de las marcas de limpieza más importante es a través de la transición hacia fuentes de carbono renovables o reciclables en sus formulaciones.

 “La estrategia Futuro Limpio es nuestra visión para hacer una revisión profunda de nuestro negocio. Como industria, tenemos que dejar de depender de los combustibles fósiles, incluso como materia prima de nuestros productos. Debemos dejar de extraer carbono de abajo de la tierra cuando hay tanto carbono sobre la tierra; solo debemos aprender a utilizarlo a gran escala”, explica el gerente General de Unilever Bolivia, Fernando Ciarrocca.

La inversión de Futuro Limpio se suma a los mil millones de euros del nuevo 'Fondo para el Clima y la Naturaleza', anunciado recientemente como parte de los compromisos de clima y naturaleza de Unilever. En esta oportunidad, el objetivo de 'Futuro Limpio' es crear productos para el cuidado del hogar accesibles que brinden resultados superiores con un impacto ambiental significativamente menor.

Unilever ha ejecutado ya varias innovaciones y anunciado otras que contribuyen a este compromiso. Por ejemplo, desde hace dos años en Bolivia, fabrica OMO Enjuaga Fácil, una fórmula que permite ahorrar un 50% del agua en el lavado de ropa, además de haber eliminado el tripolifosfato de todos sus detergentes, una sustancia común en la fabricación de este tipo de productos que degradaba la calidad del agua en ríos y lagos.

 En Argentina, recientemente la compañía presentó el primer jabón líquido para lavar la ropa de Ala y Skip con tecnología diluible. Su botella es 100% reciclable y fabricada con 50% de plástico reciclado, y cuenta con activo biodegradable. Al mismo tiempo, por el tamaño del envase - 500 ml que rinden tres litros al diluirse – se necesitan seis veces menos camiones para trasladar la misma cantidad de lavados que un jabón líquido regular, lo que permite reducir su huella de carbono.

"La transición de Unilever hacia el uso de fuentes renovables o recicladas de carbono forma parte de una visión global de la compañía que comenzamos a transitar hace más de 10 años con nuestro Plan de Vida Sustentable. Por eso establecimos objetivos más ambiciosos y avanzamos en esta transformación que está alineada con el compromiso de alcanzar la huella de carbono cero en todos nuestros productos para el año 2039. Estamos convencidos de que la estrategia de negocio y la de sustentabilidad tienen que estar integradas; este anuncio es una prueba más de ello" sostuvo Karen Vizental, VP de Asuntos Corporativos y Sustentabilidad de Unilever Latinoamérica.

"Gracias a la estrategia de innovación de Futuro Limpio estamos revolucionando la categoría de cuidado del hogar. Como industria debemos terminar con la dependencia de combustibles fósiles, por eso estamos invirtiendo en ciencia y tecnología para contribuir a un planeta más sustentable. Unilever está transformando 150 años de industria química para poder ofrecer una alternativa a los productos de cuidado del hogar tradicionales que permita reducir el impacto ambiental", concluyó Ciarrocca.