Escucha esta nota aquí

Al grano. Para el subgerente de gestión de la Cámara de Industria, Comercio, Servicios y Turismo de Santa Cruz (Cainco), Eduardo Herrera, en la coyuntura actual es más conveniente ampliar la base de contribuyentes e incentivar la formalización, antes que pensar en generar nuevos o más impuestos. La posición asoma después de se hiciera pública la intención del Gobierno de implementar el Impuesto al Valor Agregado (IVA) a las empresas que prestan servicios digitales en el país.

“Entendemos que el Estado necesita recaudar, pero creemos firmemente que se debe ampliar la base de contribuyentes, incorporando al sector informal a través de la lucha contra el contrabando y la generación de alternativas y normativa que incentiven la formalización, como ser el régimen de facturación universal o un régimen simplificado para profesionales independientes y emprendedores, reducción del IT y otras medidas que incentiven la formalización”, anotó Herrera.

Cree que esta norma podría mejorarse para empujar a los prestadores internacionales a domiciliarse en el país, a través de un IVA y un IUE diferenciados que permita a las compañías que decidan constituirse en el país pagar menos, mejorando su competitividad frente a aquellos que simplemente aplicarán el recargo del impuesto sobre sus usuarios.

La posición de la organización empresarial fue compartida por Herrera en el ciclo de análisis de temas coyunturales que emprendió Cainco, cuyo primer eje hizo foco en ‘El análisis de los proyectos de ley de Derechos Adquiridos y estabilidad laboral’ y otros como el IVA a las empresas que prestan servicios digitales en el país.

Cabe recordar que la bancada del partido oficialista (MAS) decidió retroceder y congelar el tratamiento de ley de impuesto digital debido al descontento y presión social a escala nacional.

Actualización de normativa

Para el especialista en Derecho Tributario, Pablo Ordóñez, es necesario ampliar el padrón de contribuyentes, generando políticas y medidas que fomenten la formalización, tanto voluntaria, como obligatoria, a través de medidas de lucha contra la defraudación. Sobre la formalización voluntaria, cree que se tiene que pensar en un régimen intermedio entre el General y el Simplificado, que permite un tránsito entre uno y otro.

En la formalización obligatoria, insinúa que se debe promover la utilización de medios eléctronicos de pago, los cuales, además de las ventajas en seguridad, otorgan a las administraciones tributarias trazabilidad e información sobre ventas, ingresos y gastos.

A decir del experto tributario Jorge Zogbi, el aspecto tributario en el país se convirtió en un grave problema por resolver. “Diferentes informes alertan que Bolivia posee uno de los más altos porcentajes de informalidad en su economía. Un bajo porcentaje de empresas formales soportan la carga tributaria. Esta asimetría es una mala señal para el Estado que necesita recursos y para las inversiones que demandan trato justo e igualitario”, puntualizó.

Zogbi anotó que el país requiere una nueva reforma que privilegie la simplificación, la universalización y el fomento de la formalización del empresario y emprendedor.

Comentarios