Escucha esta nota aquí

Surgen fricciones por el tema tierras. Este viernes en un encuentro con sectores afines al Movimiento al Socialismos (MAS) el vicepresidente, y actual presidente en ejercicio, David Choquehuanca, cuestionó la distribución de tierras en Santa Cruz. En respuesta, el Gobernador cruceño, Luis Fernando Camacho, acusó al jefe de Estado de organizar con sus bases una comisión para defender la toma ilegal de terrenos.

Actualmente, cuatro municipios de la Chiquitania denunciaron la toma ilegal de tierras, en especial en reservas forestales y naturales. Todos acusan a campesinos interculturales que son afines al Gobierno de ingresar de forma irregular a estos terrenos.

Justamente en un encuentro con este sector el vicepresidente lanzó duros cuestionamientos a la dotación de tierra fiscal en el país.

No es posible que las tierras las agarren unos cuantos (…) Hemos jurado recuperar nuestras tierras y territorios, no más sometimiento ni humillación”, sostuvo el jefe de Estado.

Choquehuanca afirmó que es necesario una justa redistribución de la tierra por eso planteó la necesidad de “hacer una revolución agraria”

Los que tenemos raíz, somos mayoría en este país. Somos nosotros los dueños de estas tierra y territorio”, dijo.

La autoridad recordó que desde la época colonial los indígenas empezaron a perder su territorio. “Los curas decían que los indios no podían tener tierra porque no tenían alma, nos consideraban animales”.

Los dichos de la autoridad no pasaron desapercibidos. 

El Gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, dijo que los dichos de la autoridad son una respuesta al llamado que hizo su despacho a todas las entidades cruceñas para rechazar la toma de tierras.

Es más, acusó al gobierno de organizar una estructura para defender esta actividad ilegal.

“Ayer, el Gobierno Departamental de Santa Cruz y la institucionalidad cruceña nos reunimos para trabajar de manera unificada en contra de los avasallamientos. Reaccionando a esto, hoy el Vicepresidente Choquehuanca se junta con sus bases masistas para crear una comisión de defensa de los avasallamientos”, posteó Camacho desde su cuenta oficial de Facebook.

Es más, en su post aseguró que los sectores afines al gobierno han sido privilegiados con la dotación de tierra.

Hay una realidad que no se puede ocultar: los interculturales y campesinos afines al MAS son dueños de 24 millones de hectáreas; mientras que el sector empresarial posee solo 13 millones de hectáreas”, afirmó

Camacho aseguró también que hay normas y leyes muy claras para la dotación de tierras fiscales, por lo que es necesario seguir esa ruta legal.

Los avasallamientos en su gran mayoría generan mayores problemas ambientales y destrucción de la biodiversidad; además de favorecer el tráfico de tierras y otras actividades ilegales, como el narcotráfico”, aseguró.

Comentarios