Escucha esta nota aquí

El voraz incendio forestal en territorio del municipio de Macharetí (Chuquisaca) puede expandirse hasta la jurisdicción municipal de Villa Montes (Tarija) que está en máxima alerta y se organizan para iniciar tareas de sofocación.

Según informe oficial del Gobierno Municipal villamontino, el siniestro está a dos kilómetros del límite con la jurisdicción del Chaco tarijeño, a la altura de las antenas de telecomunicaciones en Alto Camatindi.

Las autoridades municipales coordinan con el Ejército y otras instituciones para la apertura de sendas en la zona, a fin de realizar una rápida intervención y sofocar el incendio forestal.

En 2016 ya hubo un incendio de esas características que llegó hasta Caigua y ahora se quiere evitar que vuelva a suceder”, comentó el director de Radio Pilcomayo, Hugo Bellido.

Al otro lado de la serranía del Aguaragüe, el fuego no da tregua y hasta el momento se reportaron más de 500 focos de calor que obligó a la Gobernación de Chuquisaca a decretar desastre departamental por los incendios y la sequía.

El secretario general de esa entidad subnacional, Ricardo Zárate, dijo que se aguarda el apoyo del Gobierno con una intervención aérea para sofocarlos debido a que se encuentran en lugares inaccesibles.

Zárate precisó que se han remitido las notas correspondientes a los ministerios y viceministerios, considerando que dentro de estos incendios están siendo consumidos territorio de los parques nacionales  Iñao y  Aguaragüe.

Según informe preliminar, el fuego arrasó con 30.000 hectáreas en los municipios de Macharetí y Muyupampa que son los más afectados del Chaco chuquisaqueño y se estiman 1.500 familias damnificadas de 26 comunidades.

Más de 140 personas, entre bomberos forestales, efectivos militares y personas voluntarias, combaten los incendios en ambos municipios en medio de las altas temperaturas y la sequía.