Escucha esta nota aquí

Wall Street terminó en terreno positivo el viernes luego de su peor sesión desde marzo el jueves, pero en la semana terminó a la baja.

El principal índice de la bolsa neoyorquina, el Dow Jones Industrial Average, subió un 1,90% a 25.605,54 puntos el viernes. En tanto, el tecnológico Nasdaq ganó un 1,01% a 9.588,81 unidades y el S&P 500, un 1,31% a 3041,31 puntos.

Pero entre lunes y viernes el Dow Jones perdió un 5,6%; el Nasdaq, un 2,3% y el S&P 500, un 4,8%.

Esta caída semanal se explica esencialmente por la baja del jueves en un mercado que de golpe comenzó a preocuparse nuevamente por las perspectivas económicas de Estados Unidos y los riesgos de una eventual segunda ola de contagios de Covid-19.

"Muchos inversores compraron luego de la peor caída desde mediados de marzo", señalaron los analistas de Wells Fargo para explicar la suba del viernes.

"Sin embargo, los actores del mercado continúan vigilando los factores que desanimaron el jueves, en particular las preocupaciones sobre un incremento de los contagios de Covid-19" en algunas zonas de Estados Unidos y "los comentarios prudentes de la Reserva Federal el miércoles", añadieron.

El incremento del número de enfermos de Covid-19 en varios estados estadounidenses como Texas, Carolina del Sur o Arizona luego de la reapertura económica, genera muchas interrogantes entre los inversores.

EEUU no volverá a cerrar su economía

Sin embargo, Estados Unidos no cerrará su economía nuevamente en caso de una segunda ola de Covid-19, dijo el jueves el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin.

"No podemos cerrar la economía de nuevo. Creo que hemos aprendido que si uno cierra la economía está creando más daños", dijo Mnuchin a la cadena CNBC.

La decisión de la Reserva Federal (Fed, banco central de Estados Unidos) el miércoles de mantener sus tasas casi en cero y sus primeras estimaciones económicas desde el inicio de la pandemia dio razón a los inversores para un repliegue el jueves.

La Fed señaló que el camino a recorrer antes de una recuperación será largo y prevé una caída del Producto Interno Bruto del 6,5% en 2020 en Estados Unidos.